Buscar:

Mail: pacodelrio@lanovelanegraenelmundo.com
Inicio Presentación Conceptos La Novela Negra en el Mundo Biografía

Autores nacidos en la primera década del siglo XX.


CHESTER GOULD. 1900- 1985.

Pawnee, Oklahoma. Fue un historietista estadounidense y creador de la tira cómica Dick Tracy, que escribió y dibujó desde 1931 hasta 1977.

Dick Tracy es una tira de prensa estadounidense, protagonizada por el personaje homónimo, quien lucha contra el crimen desde su trabajo de inspector de policía. Logró una gran popularidad dentro de la cultura popular con multitud de adaptaciones a otros medios

La tira empezó a publicarse el 4 de octubre de 1931 en el Chicago Tribune, después de haber rechazado otras ideas del autor. Transcurren entonces durante los últimos años de la Ley Seca.

Poco después, era traducida ya a otros idiomas, como el francés (Spirou, 1938). En español, fue publicada en revistas como Puño Fuerte (Argentina, 1950) o El Globo, revista española mensual de historietas (España, 1973). En el 2008, han sido publicadas por Norma Editorial.

El cineasta Federico Fellini la consideraba “cien veces más hermosa que la mejor película americana de gánster”.


KENNETH FEARING. 1902-1961.

Oak Park, Illinois. Se inició como periodista en Chicago y, tras graduarse en la Universidad de Wisconsin, se trasladó a Nueva York, donde trabajó como escritor freelance para periódicos y agencias de comunicación.

No fue un escritor especializado en novela negra, pero, en Estados Unidos se le recuerda por ser posiblemente el mejor poeta de su país durante la época de la Gran Depresión. Intelectual de izquierdas, en su juventud se trasladó a Nueva York donde trabajó como editor y redactando artículos sobre literatura en diferentes medios.

Escritor bastante desconocido en España, de sus ocho novelas publicadas, tan solo dos de tradujeron al castellano y fueron editadas por la Editorial Bruguera.

Una de ellas, El Gran Reloj,  considerada como una de las mejores novelas del género negro ha sido reeditada por RBA.


ROBERT LESLIE BELLEM. 1902-1968.

Filadelfia.  Prolífico escritor americano en revistas pulp, mejor conocido por ser el creador del detective de Hollywood Dan Turner, hardboiled puro y duro.

Antes de convertirse en un escritor trabajó en Los Ángeles como periodista , locutor de radio y cine adicional.  Tras la desaparición de los pulp escribió para la TV con guiones del Llanero Solitario y Supermán entre otros.

Escribió de Dan Turner más de 300 relatos. Valdemar en 2011 ha reeditado, Las estrellas mueren de noche y otros casos de Dan Turner, detective de Hollywood.


ROBERT TRAVER. 1903-1991.

Ishpeming, Míchigan. Seudónimo de John D. Voelker, juez y escritor de Estados Unidos que alcanzó relevancia mundial con su obra Anatomía de un asesinato, 1958. Se graduó en Derecho en 1928. Por unos años ejerció como abogado en la ciudad de Chicago, hasta que cansado de la vida en la ciudad regresó a su Ishpeming natal donde continuó ejerciendo. Más tarde fue elegido fiscal del Condado de Marquette de Michigan. En 1957 fue nombrado juez miembro de la Corte Suprema del Estado. En 1959 se retiró de la carrera judicial para dedicarse por completo a su facera de escritor tras el enorme éxito de su novela Anatomía de un asesinato. Está reeditada en España por la editorial Quaterni en 2009.

DOROTHY B. HUGHES. 1904-1993.

Kansas City. Estudió periodismo. Su primera novela la escribió en 1940, y luego 14 novelas de misterio en la misma década hasta que lo dejó por asuntos domésticos. También fue crítica literaria y recibió un par de premios Edgar en el 51 y 78. No parece que tenga el mismo interés editorial que sus coetáneos, sobre todo comparándola con los grandes maestros Ellery Queen o Jim Thompson, pero las comparaciones son odiosas.

Su obra en castellano es antigua, La editorial Plaza y Janés reeditó un par de novelas en los noventa, Persecución en la noche y El gorrión caído.


STUART PALMER. 1905-1968.

Fue un popular novelista de misterio estadounidense, autor y guionista, conocido especialmente a través de la protagonista de sus novelas: Hildegarde Withers.

Nacido en Baraboo, Wisconsin, era descendiente de algunos de los primeros colonos ingleses, y a lo largo de su vida realizó numerosos trabajos como marinero, recolector de manzanas, taxista y reportero, antes de dedicarse a la ficción literaria. Su primera novela, El misterio del pingüino,  se publicó en 1931 y filmada el año siguiente por RKO Radio Pictures. La actriz de carácter Edna May Oliver interpretó con éxito a la heroína de Palmer, Hildegarde Withers, una maestra solterona aficionada a la deducción detectivesca, una versión americana de la Miss Marple de Agatha Christie, aunque mucho más cómica y cáustica.

Está en numerosas antologías y su obra está publicada en castellano en los cuarenta y cincuenta, se podrían buscar en librerías de viejo y digitales.


ELLERY QUEEN. 1905-1982. 1905-1971.

El nombre de Ellery Queen es algo más complicado que el nombre de un autor de novela negra, pues en realidad es un seudónimo y de dos autores.

Ellery Queen es también el nombre del personaje protagonista de las novelas de esos dos autores.

Además Ellery Queen se convirtió en una patente, una franquicia en la que escribían numerosos autores, algunos muy conocidos, aprovechándose de la fama que tenía dicha franquicia.

Y Ellery Queen´s Mistery Magazine fue la revista que consiguió los derechos de Black Mask en 1951 y está considerada como una de las más influyentes publicaciones de literatura de misterio en lengua inglesa en la segunda mitad del pasado siglo.

Veamos todo este tinglado.

Ellery Queen escritor, es el seudónimo de dos primos estadounidenses, de origen judío, Frederick Dannay, New York 1905-1982 y Manfred Bennington Lee, New York, 1905 - 1971, escritores de literatura policíaca y creadores del personaje que lleva el mismo nombre que su seudónimo, con una amplia producción  personal entre 1929 y 1970, y muchas otras obras escritas bajo su patrocinio y autorización, usando el mismo seudónimo.

Ellery Queen personaje, apareció por primera vez en 1929, y desde entonces su fama no dejó de crecer, convirtiéndose más famoso que sus propios creadores. El personaje fue creado a causa del concurso convocado por una revista para premiar la publicación de la mejor "opera prima" policíaca. Los autores Dannay y Lee decidieron enviar un trabajo firmado con el mismo nombre de su protagonista y consiguieron el premio, pero antes de que la novela pudiese ser editada, la cabecera de la publicación fue traspasada a otro empresario, que prefirió editar la obra de otro concursante. Los “Ellery Queen” no perdieron el ánimo y enviaron su relato “The Roman Hat Mystery” (publicado en castellano como El misterio del sombrero de copa) a diversas editoriales, hasta que les fue aceptado por el editor Stokes.

El protagonista de la novela, Ellery Queen, es un joven escritor de relatos de misterio a la vez que un investigador aficionado, de mente lúcida y analítica, graduado en la Universidad de Harvard e interesado en los crímenes solamente por curiosidad (de hecho no cobra nunca nada por su actividad investigadora). Su padre Richard Queen, de origen irlandés, es el Inspector Jefe del Departamento de Homicidios de la policía de Nueva York, y en muchísimos de los casos Ellery actúa como colaborador de su padre en la resolución de los delitos a los que el Departamento debe hacer frente.

El personaje Ellery Queen tomó en su inicio el aspecto de un juvenil Philo Vance, con su actitud un tanto cínica y esnob, pero poco a poco adoptó rasgos más personales. Manteniendo su inteligencia crítica y su independencia económica (debido a la herencia de su difunta madre, perteneciente a una rica y distinguida familia neoyorquina), Ellery toma también del personaje de su padre el sentido realista y práctico de la vida de su origen irlandés y el interés por la justicia.

Ya en la primera serie de novelas se define de inmediato el modelo de los trabajos sucesivos: un crimen insólito, pruebas contradictorias, la presencia del inspector Queen y de su ayudante el sargento Velie, la puesta a disposición del lector de todos los elementos suficientes para la revelación del culpable y el consiguiente “desafío al lector” que precede a los episodios finales en los que se revela la solución del caso.

También con esta primera novela se inicia la fórmula base de los títulos en inglés que sigue el siguiente esquema: “The + adjetivo de nacionalidad + sustantivo + Mystery”. Los autores imitaron con ello el modelo ya empleado por S.S. Van Dine en las novelas protagonizadas por su detective Philo Vance, en cuyos títulos seguían el esquema: The + sustantivo (de seis letras) + Murder Case. De esta forma, el segundo libro publicado por la pareja el año siguiente (1930) fue “The French Powder Mystery” (en español: El misterio de los polvos). A ella seguirán “The Dutch Shoe Mystery” (1931, El misterio del zapato blanco), “The Greek Coffin Mystery” (1932, El misterio del ataúd griego), “The Egyptian Cross Mystery” ( 1932, El misterio de la cruz egipcia), “The American Gun Mystery” (1933, El misterio de la pistola americana), “The Siamese Twin Mystery” (1933, El misterio de los hermanos siameses).

A partir de la publicación de “The Door Between” (1937, Tras la puerta cerrada) comienza un breve ciclo que traslada al protagonista desde Nueva York hasta Hollywood, a donde Ellery es llamado como autor de guiones cinematográficos.

En las novelas siguientes Dannay y Lee alternan la ambientación de sus relatos entre los ámbitos de la gran ciudad con un breve ciclo de novelas situadas en el entorno de una pequeña ciudad provinciana: Wrightsville.

Ellery Queen no es el único seudónimo utilizado por Dannay y Lee. En 1932 y con el nombre de Barnaby Ross, crearon el personaje de Drury Lane, un veterano actor especializado en las obras de William Shakespeare con grandes dotes para la investigación y que vive su etapa dorada y de retiro en un palacete denominado “The Hamlet”.

Ellery Queen como patente. No todas las novelas de Ellery Queen, entendido como los escritores, tienen como protagonista al detective homónimo. Desde finales de los 50 hasta 1971, año de la muerte de Manfred Lee, aparecieron numerosos libros con estilos muy diversos (influenciados por otros autores como Ed Mc Bain o Raymond Chandler que introdujeron un nuevo estilo policíaco más orientado a la acción que al procedimiento lógico-inductivo) que permitieron la suposición, revelada como cierta bastante tiempo después, que “Ellery Queen” se había convertido hasta cierto punto en una especia de franquicia o, mejor aún, la marca de un grupo abierto de trabajo en el que otros escritores, por motivos comerciales, gracias a la celebridad del seudónimo, firmaban bajo la supervisión de Lee y Dannay, las obras que escribían usando la sigla de Ellery Queen.

En 1961 Queen fue galardonado con el premio “Grand Master” de la asociación “Mystery Writers of America”.

Las primeras traducciones al castellano datan de hace muchos años, ya en los años cuarenta, por editoriales latinoamericanas (México y Argentina) y en España sobre todo a partir de los setenta. Las colecciones de relatos y antologías, muy numerosas, también son de ediciones antiguas. La pena es que muy pocas se han reeditado en la actualidad, aunque es tan densa la bibliografía de este autor que muchos títulos y colecciones se pueden encontrar con facilidad en el mercado de segunda mano, El misterio de los hermanos siameses,  El último caso de Drury Lane, El jugador de enfrente, El cadáver fugitivo, La ciudad contra Kowalszyk, entre otras.



EDWARD ANDERSON. 1906-1969.

Otro autor poco conocido, en el que se da el hecho curioso de que tan solo escribió dos novelas que tuvieron un clamoroso éxito de público y crítica que le encumbraron al parnaso literario y luego se acabó.

Se sabe que nació en Texas, que en su juventud fue boxeador profesional y que trabajó como periodista, colaborando en revistas especializadas en crímenes reales.

Su primera novela “Hungry Men” publicada en 1935 trata de las peripecias que vivió el propio autor en los primeros años treinta.

La segunda, publicada dos años después “Son ladrones como nosotros” trata sobre ladrones de bancos. Título considerado hoy mítico por los aficionados a esta literatura, situaría a este escritor entre los grandes del momento, pero también fue su testamento literario, sin saber nadie a que fue debida tal decisión. Y con esto se acabó su carrera de novelista. Trabajó como guionista en Hollywood y posteriormente de periodista en su tierra natal.

Lógicamente solo se ha traducido al castellano la segunda novela.


FREDIC BROWN. 1906-1972.

Cincinnati, Ohio. Desde chico realizó una gran variedad de trabajos, que van de aprendiz en una oficina hasta feriante en un parque de atracciones. En 1930, trabaja en Milwaukee, Wisconsin, como corrector de pruebas de imprenta, oficio al que se dedicará por bastante tiempo. Fredric era un hombre prudente al que le preocupaba la estabilidad económica, por eso siguió conservando un empleo seguro a pesar de ser un escritor de prestigio. Se veía como un hombre pulcro e intachable, pero eso no le impedía ser un empedernido jugador de póquer y bebedor más que social. Estos hábitos se reconocen en toda su obra.

Brown es un autor de estilo autobiográfico. Sus personajes suelen ser grandes bebedores, jugadores, escritores, periodistas, imprenteros, feriantes de parques de atracciones, etc.

Hay que tener en cuenta en este autor, que su fama como escritor tiene una doble vertiente pues además de escribir novelas de misterio es un prestigioso cultivador de ciencia ficción, uno de los mejores en su tiempo y después de su muerte, pues es considerado autor de culto por multitudes de fans.

Además era un maestro de relato corto y ultracorto, Brown era un amante de las palabras y los signos de puntuación. Disfrutaba experimentando con los múltiples sentidos que pueden darse a una simple frase. Investigaba distintos recursos estilísticos y buscaba lograr el mayor efecto emocional con la máxima economía de palabras.

En 1936, Brown empieza a escribir para los pulp. Dos años más tarde publica en "Detective Story" su primer relato del género policial, titulado "The Moon for a Nickel".

En 1947 publica su primera novela policíaca, The Fabulois Clipjoint, (La trampa fabulosa, también conocida como El fabuloso cabaret). Ésta será la novela favorita del autor y por la cual ganó en 1948 el Premio Edgar Allan Poe a la mejor obra de narrativa criminal.

Precisamente, los relatos cortos y ultracortos ("short-short stories) constituyen su sello personal. En 1950, Brown publica, La noche a través del espejo, considerada su obra maestra dentro del género negro o criminal. La novela está inspirada en "Alicia a través del Espejo", de Lewis Carroll.

Es una pena que un autor de este prestigio tan apenas se ha reeditado en castellano, las publicadas son ediciones antiguas, pero alguna se podrá conseguir en el mercado de segunda mano.

RBA, Serie Negra ha reeditado actualmente, El asesinato como diversión. Y en 2014, la editorial Reino de Cordelia ha reeditado, La noche a través del espejo. Esto parece que empieza a funcionar.


JIM THOMPSON. 1906-1977.

Anadarko, Oklahoma. Está considerado como uno de los grandes del género negro.

Tuvo una vida bastante complicada. Su padre era un adinerado sheriff corrupto que huyó a México para evitar problemas legales por malversación de fondos públicos. Su madre de origen cherokee era maestra. Vivió su infancia en Oklahoma City y en Burdell, estado de Nebraska, de donde eran los abuelos maternos del escritor. Allí estuvo dos años, mientras su padre estaba huido, bajo la influencia de su abuelo, quien lo inició no sólo en la lectura de los clásicos (los griegos, Freud, Karl Marx, Don Quijote, Los Viajes de Gulliver), sino también en sus primeras experiencias de adolescente con el tabaco y el whisky. Eso es un abuelo en condiciones.

En 1919 el padre se dedica a la extracción de petróleo y toda la familia se traslada a Fort Worth, en Texas, donde permanecerá diez años entre la súbita riqueza y una no menos súbita pobreza, que al fin domina a la familia cuando quiebran los negocios petrolíferos del padre.

 Debe, pues, ponerse a trabajar muy joven, en 1921 en la redacción de un periódico y a escribir relatos, especializándose en la temática criminal, con ayuda de su madre y su hermana, que le buscan casos reales que el muchacho reescribe. En 1923 se pone a trabajar además en un hotel como botones.

En 1925 las complicaciones de una tuberculosis, el estrés de un trabajo intensísimo y el alcoholismo le obligan a convalecer a duras penas y empieza un largo vagabundeo de un empleo a otro en Texas. En 1928 vuelve a Fort Worth, en 1929 escribe relatos de temática criminal documentados en casos reales que le suministra su madre, los publica en Texas Monthly. Retoma su trabajo como botones en un hotel, como vende alcohol durante la prohibición, tiene algunos problemas con la ley y, al mismo tiempo, con los mafiosos, puesto que la policía le ha requisado su stock de botellas, por lo que tiene que huir de Fort Worth precipitadamente. Es la época de la Gran Depresión y se refugia en Nebraska, en cuya Universidad en 1930 empieza a estudiar Agricultura, al mismo tiempo trabaja en una pastelería-panificadora y también se dedica a las ventas a plazos. Son los años duros de la Gran Depresión; lee a Karl Marx y en 1936 ingresa en el Partido Comunista Americano, más por buscar buena conversación que por otra cosa, pero lo deja en 1938. Por ello será denunciado en 1951 durante la Caza de Brujas del senador McCarthy.

Marcha a Nueva York a abrirse camino como escritor, de paso visita a su padre en el sanatorio y le promete sacarle de él en el plazo de un mes. En Nueva York escribe en menos de dos semanas una novela, en jornadas de veinte horas de trabajo, pero es ingresado por alcoholismo y al salir se entera de que ha pasado el plazo de un mes y su padre se ha suicidado. Entre 1942 y 1949 publica varias novelas en tapa dura y trabaja como reportero en el San Diego Journal y en Los Ángeles Mirror.  En 1952 inicia su colaboración con la editorial neoyorkina de bolsillo Lion Books, dirigida por Arnold Hano, que fue también uno de sus mejores amigos: para ella escribe doce novelas en dieciocho meses.

 En 1955 inicia su actividad como guionista cinematográfico y realiza el guión de Atraco perfecto, de Stanley Kubrick, también colaborará con él en, Senderos de gloria. También fue autor de la idea original en que se inspira la serie policiaca televisiva Ironside.

 En 1956 la familia se traslada a Los Ángeles, en parte para evitar las expansiones alcohólicas y las aventuras amorosas del escritor en Nueva York. Por entonces publica numerosos relatos policíacos en diversas revistas y novelas en la editorial Signet Book. En años sucesivos publicará además novelas con el sello neoyorkino Fawcet. Empiezan a realizarse adaptaciones cinematográficas de sus obras, como La huida, de Sam Peckinpah, con Steve McQueen.

En 1970 viaja a París con la intención de quedarse. Su estancia es bastante revoltosa y alcohólica,  su novela “1280 almas” recibe el honor de ser la que la editorial Gallimard publica con el número 1000 en su prestigiosa Sèrie Noire. Su esposa consigue que retorne a Estados Unidos con una mentira (le cuenta que su hijo ha intentado suicidarse). En 1975, Jim Thompson, muy disminuido físicamente, se encuentra prácticamente incapacitado para escribir, pero aparece como actor secundario en Adiós muñeca.

Poco antes de morir en 1977, le dice a su mujer que guarde los manuscritos, pues sabe positivamente que dentro de diez años será un escritor revalorizado; en efecto, así fue. Se suceden las reimpresiones y traducciones de sus obras, que son incesantemente adaptadas al cine.

Su vida como hemos visto no tiene desperdicio, puede ser una auténtica novela negra, pero así es la vida de la mayoría de estos autores.

Escribió novelas autobiográficas, como Chico malo (Bad boy), que narra su infancia, y En bruto (Roughneck), si bien son constantes los elementos biográficos en todas sus novelas. Es un maestro en el diseño de los personajes, especialmente los psicópatas, y presenta una cosmovisión sombría y cruel de la existencia humana. Su arte novelístico lo resumió en una afortunada frase: "Hay 32 maneras de escribir una historia y yo las he usado todas, pero solo hay una trama: las cosas no son lo que parecen". Por otra parte, sus protagonistas suelen padecer una especie de desdoblamiento de personalidad. En 1280 almas el protagonista es un sheriff psicópata sureño que se hace pasar por tonto, siendo como es desalmado, cínico y pavorosamente inteligente.

La mayor parte de sus novelas están traducidas al castellano y editadas en los setenta y sobre todo en los ochenta por las editoriales Júcar y Ediciones B principalmente.

En la actualidad está siendo reeditado por la editorial RBA, Serie Negra, El asesino dentro de mí, Noche salvaje, Una mujer endemoniada, Un cuchillo en la mirada, La huida,  Los timadores, 1280 almas,  Hijo de la ira, Aquí y ahora, Libertad condicional y El exterminio.


JOHN DICKSON CARR. 1906.1977.

Uniontown, Pennsylvania. Fue un prolífico escritor de historias de detectives. A lo largo de su carrera utilizó los pseudónimos Carter Dickson, Carr Dickson, y Roger Fairbairn, además de su propio nombre.

Carr vivió durante varios años en Inglaterra, comenzando alrededor de 1930, su carrera como escritor de misterio. Esta experiencia le ha configurado como un escritor al estilo británico, así como la tipología de sus detectives de ficción, como el orondo lexicógrafo Dr. Gideon Fell.He is generally regarded as one of the greatest writers of so-called "Golden Age" mysteries , complex, plot-driven stories in which the puzzle is paramount. Carr era un maestro del misterio de cuarto cerrado, en el que un detective resuelve crímenes aparentemente imposibles.  El Hombre sin sombra, del Dr. Fell, considerada la obra maestra de Carr, fue seleccionada como la mejor novela de misterio de habitación cerrada.

Se le incluye habitualmente entre los mejores escritores de la llamada "época dorada" de la novela de misterio. La mayor parte de sus novelas y relatos giran en torno al esclarecimiento, por un excéntrico detective, de crímenes aparentemente irresolubles en los que parece haber intervenido algún tipo de fenómeno sobrenatural.

Fue influido por las obras de Gastón Leroux y las historias del Padre Brown de G. K. Chesterton.

La mayor parte de su obra traducida al castellano y editada por editoriales tanto españolas como latinoamericanas es muy antigua, entre ellas las más conocidas, El crimen de las figuras de cera, La muerte acude al teatro y El caso de los suicidios constantes. Sus relatos cortos se encuentran en diversos libros de antologías y en revistas como en la edición española de Ellery Queen´s Mistery Magazine.

Hay alguna reedición más actualizada editada por Punto de lectura, Sangre en el espejo de la reina, Los crímenes de la viuda roja, como Carter Dickson.


JONATHAN LATIMER. 1906-1983.

Chicago. Cursó estudios de periodismo que posteriormente ejerció en varios periódicos de Chicago preferentemente sobre temas de delincuencia.

En 1930 comenzó a escribir relatos de ficción y entre ellos una saga que tiene como protagonista al detective privado William Crane.

Durante la Segunda Guerra Mundial sirvió en la Armada y después se va a vivir a California, a Hollywood, para ejercer el trabajo que le iba a dar más fama y rentabilidad, como guionista de cine y TV.

Aparte de la serie de novelas con protagonismo del detective Bill Crane, entre ellas, La dama del depósito de cadáveres, Latimer es particularmente reconocido y admirado por su obra, La viña de Salomón, que trata de cómo una criminal secta religiosa gobierna una ciudad a través de una banda de gánsteres y de la connivencia policial.  Su duro realismo contribuyó a que se tardara nueve años en publicar la edición americana.

Estas dos novelas son las únicas que se pueden encontrar traducidas en castellano y hace años.


DELANO AMES. 1906-1987.

Mt. Vernon, Ohio. Fue un escritor americano de historias de detectives. Ames vivió en Inglaterra durante varios años, fue asignado como oficial de inteligencia británico durante la Segunda Guerra Mundial. Trabajó en antologías sobre mitología y como traductor de Larousse en Francia. Su último libro es una introducción para un libro de fotografía de España en 1971. 
Ames fue el autor de unos 20 libros, muchos de ellos con un equipo de detectives aficionados, marido y mujer, llamados Dagobert y Jane Brown. También tiene otra serie protagonizada por Juan Lorca, de la Guardia Civil española, que resuelve misterios locales.  Entre sus obras traducidas al español, podemos destacar: El crimen comienza en casa, Un cadáver en la primera página, Alias el inglés, El hombre del tricornio, Jane la afortunada o todo sea por el crimen. En editoriales como Molino o GP policíaca, antiquísimas.


DORIS MILES DISNEY. 1907-1976.

Glastonbury, Connecticut. Doris Miles Disney fue una escritora muy prolífica y versátil de novelas de misterio y suspense, 49 novelas publicadas, muchas de ellas con gran éxito y de las que se hicieron varias películas. Ha sido elogiada por no repetir argumentos y por variar hábilmente el enfoque de sus novelas. Creó tres detectives, cada uno es un personaje completamente distinto: Jim O'Neill, un detective del condado; Jefferson DiMarco, un investigador de una compañía de seguros, y el más famoso; y David Madden, un inspector de correos. Publicada en España hace muchísimos años, para el recuerdo, Cien mil dólares de seguro (Molino) y La sombra de un hombre, (Picazo 1980)

LESLIE CHARTERIS. 1907-1993.

Nacido en Singapur de padre chino y madre inglesa, se le considera británico, pero al asentarse en EEUU a partir de 1932, mas tarde se le concedió la nacionalidad, y allí produjo toda su obra con más de 100 relatos del personaje “El Santo” que le daría la fama y más tras su serie de TV, producida en Gran Bretaña.

En cualquier caso no existen reediciones de sus novelas, estando descatalogado, salvo en algún fondo de segunda mano y en las librerías digitales, se pueden apreciar bastantes novelas. Por lo tanto no importan los títulos.

Publicó en pulp y Black Mask y su primera novela en 1928 fue, El Santo contra el tigre.


HARRY KEMELMAN. 1908-1996.

Boston, se licenció en filología inglesa.

Ejerció labores administrativas en la Segunda Guerra Mundial y después fue además de escritor, profesor de inglés y empresario privado.

Comenzó escribiendo cuentos en la Revista Ellery Queen, y a partir de 1964 la saga de su personaje más famoso, El Rabino David Small.

Hay muy pocos libros traducidos de este autor y antiguos, en las editoriales Versal y Bruguera, todos de la saga citada, Asesinato en la sinagoga, Detective en Jerusalén, El rabino se quedó en casa el domingo, El rabino tuvo hambre el sábado.


CHESTER HIMES. 1909-1984.

Nació en el Estado de Missouri, de origen afro-americano, pertenecía a una familia de clase media. Estudió en el instituto de Cleveland y en la Universidad de Columbus, de donde fue expulsado en 1926 tras su detención por participar en un robo.

Por aquel entonces ya se desenvolvía en ambientes delictivos y del juego. Pudo evitar la cárcel, pero, dos años después, ingresó en prisión por robo a mano armada con una condena de 20 años. Durante su encierro comenzó a escribir relatos cortos y a publicarlos en revistas. El primero apareció en 1934.

Puesto en libertad en 1935, desempeña diversos oficios y sigue escribiendo hasta que en 1945 publica su primera novela, If He Hollers Let Him Go! (Si grita, déjalo ir), que obtiene un gran éxito y le permite dedicarse a la literatura.

En 1953, siguiendo el ejemplo de otros escritores americanos, como Ernest Hemingway, Himes comienza a pasar largas temporadas en Francia, en donde se convierte en un escritor popular, hasta que en 1956, cansado del racismo de su país, se instala permanentemente en París.

Entre 1957 y 1969 comienza la serie de novelas de género negro policial que protagonizan los detectives de Harlem Ataúd Ed Johnson y Sepulturero Jones (Coffin Ed Johnson y Grave Digger Jones), que le haría mundialmente famoso y lo pondría a la altura de otros reconocidos autores del género, como Dashiell Hammett o Raymond Chandler.

Aunque las novelas y relatos de Himes pertenecen a varios géneros, especialmente los policiales y los de denuncia política, todas tienen en común el tratamiento del problema racial en los Estados Unidos.

En 1969, Himes se trasladó a vivir a Moraira (Alicante, España), en donde falleció en 1984.

Afortunadamente su obra está reeditada recientemente sobre todo por las editoriales Akal, Por amor a Imabelle, El gran sueño de oro, El extraño asesinato y La banda de los musulmanes  y por RBA, Un ciego con una pistola, Empieza el calor y Algodón en Harlem.

También tiene reeditada una autobiografía y otras novelas de narrativa no policial.


NELSON ALGREN. 1909-1981.

Detroit, Míchigan. Hijo de un maquinista, creció en Chicago y trabajó a su modo mientras estudiaba en la Universidad de Illinois, en tiempos de la Gran Depresión.

Sus novelas capturan la atmósfera del lado oscuro y pobre de las ciudades y están liberadas del habitual naturalismo por su visión del engreimiento, la gracia e inagotables anhelos de sus personajes.

Entre sus más populares obras se encuentran El hombre del brazo de oro, de 1949; llevada al cine en 1956 y Un paseo por el lado salvaje, de 1956; apareciendo en la pantalla grande en 1962. Reeditadas en la actualidad por Círculo de lectores. También publicó una afamada colección de cuentos llamada The Neon Wilderness en 1947.

Durante años, fue amante de la filósofa y escritora francesa Simone de Beauvoir. Relación confirmada tras la lectura del elevado número de cartas conservadas que Simone le envió a Algren entre los años 1947 y 1964.

 Autores finales XIX
 Autores 2ª década XX