Buscar:

Mail: pacodelrio@lanovelanegraenelmundo.com
Inicio Presentación Conceptos La Novela Negra en el Mundo Biografía

Autores posteriores a 1920.

Los herederos.


MARIO PUZO. 1920-1999.

Manhattan, Nueva York. Fue un escritor estadounidense de origen italiano conocido como el literato de la mafia, especialmente por su obra maestra El Padrino. (1969). 
Mario Puzo nació en el seno de una familia de inmigrantes italianos. Estudió Ciencias Sociales en la Universidad de Columbia. Sus dos primeras obras, La arena sucia, 1955 y The Fortunate Pilgrim, tuvieron una gran acogida. Su consagración definitiva llegó con la publicación de El Padrino, con la que además consiguió dos premios Óscar por su trabajo de co-guionista de las partes primera y segunda de la película (por su trabajo en el guión de la tercera fue nuevamente nominado, pero no logró el galardón). A su vez, las partes primera y segunda de la película, dirigidas por Francis Ford Coppola, fueron galardonadas con el premio a la mejor película en sus respectivos años. A esta novela la siguieron Los tontos mueren, El siciliano, La cuarta K, El último Don. 
Puzo murió en su casa de Long Island en julio de 1999 a causa de un paro cardiaco poco tiempo después de finalizar la escritura de Omertà.


ISAAC ASIMOV. 1920-1992.

Petrovichi, Rusia. Hijo mayor de Judah Asimov y Anna Rachel Berman, ambos de creencias judías. Tuvo dos hermanos más, Marcia y Stanley.

En 1923, cuando el pequeño Isaac contaba solamente con tres años, su familia se trasladó a Nueva York para residir en el barrio de Brooklyn, en donde su padre regentó una tienda de dulces en la que también vendía revistas y novelas de ciencia ficción que su hijo leía con avidez.

En 1928 Asimov logró la nacionalidad estadounidense. Once años después publicó un relato, “Abandonados Cerca De Vesta”, en la revista Amazing Stories. Con anterioridad había intentado sin éxito publicar en “Astounding Science Fiction”, pero aunque finalmente no lo consiguió sí que logró entablar una estrecha amistad con John Wood Campbell, el director de la publicación.

Después de participar en la Segunda Guerra Mundial como ingeniero de la marina estadounidense, Asimov se doctoró en bioquímica por la Universidad de Columbia. Con posterioridad impartió clases en la Universidad de Boston, docencia que transcurrió entre 1949 y 1958, año en el que abandonó su tarea como profesor para dedicarse por completo a la escritura.

En 1950 publicó su primera novela titulada, Un guijarro en el cielo, y Yo, robot.

Es uno de los grandes escritores de la historia y conocida es su bibliografía en los temas que ha dominado siempre, la ciencia-ficción, divulgación histórica y sobre ciencia.

Pero aquí, que tratamos de novela negra, hacemos constar que también hizo sus pinitos, de hecho constan sus relatos en diversas antologías y se han publicado en castellano, en diversas editoriales y hace mucho tiempo, como tiene que ser, Asesinato en la convención, Bóvedas de acero, El club de los enigmas, Soplo mortal, y reeditada por Alianza en el 2015, Cuento de los viudos negros.


HILLARY B. WAUGH. 1920-2008.

New Haven, Connecticut. Se graduó en la Universidad de Yale en 1942, y sirvió como aviador de la Fuerza Aérea Naval en la Segunda Guerra Mundial.
Waugh dijo que empezó su primera novela de misterio cuando estaba asignado a Panamá, para combatir el tedio de sus horas libres.
Su primera novela, Madame Will Not Dine Tonight, fue publicada en 1947 y fue la primera de una serie de misterios en los que los personajes utilizaron técnicas policíacas reales para resolverlos.
Una de sus primeras novelas, la historia de 1952, Vestía la última vez, ha sido considerada como una de las cien mejores novelas de todos los tiempos por la Asociación de Escritores de Novelas de Misterio de Estados Unidos.
La mayor parte de su obra está publicada en los setenta por la editorial argentina Emece, en la colección Séptimo Círculo, La joven desaparecida, Corra cuando diga ya, Veneno puro, Aquella noche de lluvia, entre muchas más y sin reediciones actuales.


RAY BRADBURY. 1920-2012.

Waukegan, Illinois. Fue un escritor estadounidense de misterio, género fantástico, terror y ciencia ficción. Principalmente conocido por su obra Crónicas marcianas (1950) y la novela distópica Fahrenheit 451 (1953).

Se graduó de Los Ángeles High School en 1938, pero no pudo asistir a la universidad por razones económicas. Para ganarse la vida, comenzó a vender periódicos de 1938 a 1942. Además, se propuso formarse de manera autodidacta pasando la mayor parte de su tiempo en la biblioteca leyendo libros y, en ese mismo momento, comenzó a realizar sus primeros cuentos. Sus trabajos iniciales los vendió a revistas, y así, a comienzos de 1940, algunos de estos fueron compilados en Dark Carnival en 1947. Finalmente, se estableció en California, donde continuó su producción hasta su fallecimiento.

Ha escrito cuentos y novelas de diversos géneros desde el policial hasta el realista y costumbrista, pero se le conoce como escritor de ciencia ficción. En el terreno policial participa en numerosas antologías y tiene una novela publicada por Minotauro en 2004, Matemos todos a Constance.

Existe un asteroide llamado (9766) Bradbury en su honor.


PATRICIA HIGHSMITH. 1921-1995.

Nació el 19 de enero de 1921 en Forth Worth, Texas, trasladándose luego al Greenwich Village de Nueva York, donde pasó su juventud. Sus padres se habían divorciado nueve días antes de su nacimiento y pasó los primeros años de su vida con su abuela. A su padre no lo conoció hasta que tenía 12 años.

A pesar de sus aptitudes para la pintura y la escultura, durante su época en el instituto ya supo que quería ser escritora y escribió que los asuntos que más le interesaban eran la culpa, la mentira y el crimen.

Empezó a escribir gruesos volúmenes de apuntes a los 16 años y continuó hasta su muerte. Apuntaba minuciosamente sus ideas sobre relatos y novelas, a las que llamaba "gérmenes", borradores y esquemas, observaciones y reflexiones. También escribió durante muchos años diarios. Son 8.000 folios que, tras su muerte, quedaron depositados en los Archivos Literarios Suizos, en Berna.

Cursó estudios de periodismo en la Universidad de Columbia. Era guapa, inteligente, perseverante y muy seria y tímida. No se entendía bien con sus padres y tenía sentimientos de culpabilidad por sus tendencias homosexuales.

Publicó su primer cuento a los 24 años en la revista Harper´s Bazaar y cinco años más tarde saltó a la fama de la mano de Alfred Hitchcock, quien adaptó su primera novela, Extraños en un tren (1951). Tanto el libro como el film son considerados clásicos del suspense. Graham Greene la apodó "la poetisa del miedo" y escribió que "había creado un mundo propio, un mundo claustrofóbico e irracional, en el cual entramos cada vez con un sentimiento de peligro personal, con la cabeza inclinada para mirar por encima del hombro, incluso con cierta renuencia, pues vamos a experimentar placeres crueles, hasta que, en algún punto, allá por el capítulo tercero, se cierra la frontera detrás de nosotros, y ya no podemos retirarnos."

En 1953, debido a una prohibición de su editora, decidió lanzar el libro The price of salt bajo el seudónimo Claire Morgan. La novela que trataba de un amor homosexual llegó al millón de copias y fue reeditada en 1991 bajo el título de Carol.

Pero fue la creación del personaje de Tom Ripley, ex convicto y asesino bisexual, la que más satisfacciones le dio en su carrera. Su primera aparición fue en 1955 en El talento de Mr. Ripley, y en 1960 se rodó la primera película basada en esta popular novela, con el título A pleno sol, dirigida por el francés René Clément y protagonizada por Alain Delon.

A partir de allí se sucederían las secuelas: La máscara de Ripley (1970), El juego de Ripley (El amigo americano) (1974), El muchacho que siguió a Ripley (1980), entre otras. El asesino Ripley, un poco patoso pero adorable, también inspiró a Win Wenders para dirigir, El amigo americano en 1977. Recientemente, Anthony Minghella ha dirigido una nueva versión del ya clásico texto de El talento de Mr. Ripley (1999).

Fue una exploradora del sentimiento de culpabilidad y de los efectos psicológicos del crimen sobre los personajes asesinos de sus obras. Siempre se interesó por las minorías y, de hecho, su última novela, Small G: un idilio de verano (1995), mostraba un bar en Zúrich, en la que sus personajes homosexuales, bisexuales y heterosexuales se enamoran de la gente incorrecta.

Era una trabajadora infatigable, que no publicaba nada hasta que no lo había revisado numerosas veces. No se plegó a las modas del mercado, aunque durante algunos años tuvo que publicar "falsas" historias, como ella decía, comerciales, para poder sobrevivir.

Sintió el rechazo por sus historias pesimistas y despiadadas, su conducta personal y por sus ideas políticas contrarias al ideal del ‘sueño americano’ (se había vinculado en las juventudes comunistas en la universidad, aunque las dejó porque le robaban tiempo para la literatura). Dejó Estados Unidos y se trasladó permanentemente a Europa en 1963 donde residió en East Anglia (Reino Unido) y en Francia. Sus últimos años los pasó en una casa aislada en Locarno (Suiza), cerca de la frontera con Italia. Allí falleció el 4 de Febrero de 1995.

A pesar de la popularidad de sus novelas, Highsmith prefirió pasar la mayor parte de su vida en solitario. Los únicos seres queridos que dejó en este mundo fue su gata Charlotte y sus caracoles, a los que criaba, dibujaba, fueron protagonistas de algunas de sus historias y llevaba consigo cada vez que se mudaba de casa. Tenía un semblante agrio, lo que no le impedía expresarse en público con singular cortesía. Se dedicó íntegramente a la literatura los 74 años que le tocó vivir. Su extensa obra así lo atestigua: más de 30 libros entre novelas, colecciones de cuentos, ensayos y otros textos. A los 17 años publicó su primera novela, El Grito del Amor, y en forma póstuma la última, Carol y Small G: Un Idilio de Verano.

Sus novelas están traducidas al castellano, editadas y reeditadas recientemente, la editorial Anagrama es su casa cuna, son de fácil acceso, pues siguen poblando las estanterías de nuestras librerías. Además de las citadas y la serie de Ripley, las últimas reeditadas son, A merced del viento, Un juego para los vivos, Sirenas en el campo de golf, Ese dulce mal, Las dos caras de Enero y La celda de cristal.

Sin lugar a dudas Patricia Highsmith es una autora clave en la novela negra estadounidense, maestra en describir las circunstancias psicológicas del criminal, es de las que mueve las tripas y la mente del lector, creando su interés y despertando sus miedos. A mí me ha ocurrido.


AUSTIN WRIGHT. 1922-2003.

Nueva York, ha sido escritor y crítico literario fue profesor en la Universidad de Cincinnati y publicó tanto novela como ensayo.
En 1985 recibió el Whiting Writers Award y su obra ha sido siempre muy bien considerada por parte de la crítica norteamericana.

Cuenta con siete novelas entre 1970 y 1997, de las que solo  se ha publicado una en castellano, Tres noches, publicada por Salamandra en 2012.


NORMAN MAILER. 1923-2007.

Como dice la reseña de su editorial española, Anagrama: Norman Mailer es uno de los mayores escritores norteamericanos contemporáneos, así como una figura central en el panorama cultural. Novelista, periodista, director de cine, activista político, aspirante a alcalde de Nueva York y enfant terrible todoterreno.

Nacido en Long Branch, New Jersey, en 1923, en el seno de una familia judía, pasó la adolescencia en Brooklyn y se diplomó en Mecánica Aeronáutica en Harvard en 1943. Reclutado por la Armada en 1944, luchó en el frente del Pacífico, una experiencia que reflejaría en 'Los desnudos y los muertos', probablemente uno de los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial y tal vez su mejor novela. Publicada en 1948, la obra supuso para el joven debutante un clamoroso éxito de crítica y público y, desde entonces, su nombre pasó a formar parte de una brillante y múltiple constelación de escritores (Truman Capote, John Updike, Saul Bellow, Philip Roth) que acabaría por formar la vanguardia de las letras estadounidenses.

Su vida y su obra no tienen desperdicio, estando considerado como escritor de culto pero para estudiarlo dentro de otras narrativas.

En el género negro que nos atañe aquí,  podemos apreciar dos novelas, La canción del olvido, sobre crímenes reales y el thriller, El fantasma de Harlot, ambas publicadas por Anagrama en 2003.


MARC BEHM. 1925-2007.

Trenton, New Jersey. Fue escritor, actor y guionista, escribió el guión de Charada (1963)

Estuvo en Francia como miembro del Ejército en la 2ª Guerra Mundial y allí fijó su residencia y publicó su obra.

Nunca fue amigo de la fama, por lo que su obra apenas ha tenido seguidores salvo un reducido grupo de aficionados que han elevado su trabajo no ya a la irritante condición de culto, sino como un autor de referencia con el que disfrutar de sus constantes e inteligentes reinterpretaciones genéricas.

Se le consideró como uno de los autores más renovadores y sorprendentes de los últimos años, su obra maestra, La mirada del observador, (1980) está protagonizada por el Ojo, sin nombre, detective de una agencia.

Afortunadamente ha sido reeditada por RBA, no así el resto de su obra traducida que está en el mercado de segunda mano.


ELMORE LEONARD. 1925-2013.

Elmore Leonard nació en New Orleans en 1925. Dicen que, enamorado del béisbol desde siempre, sus amigos evitaron el inusual nombre de pila reemplazándolo por "Dutch", en honor a "Dutch" Leonard, jugador de los Washington Senators.
Después de recibir educación de los jesuitas, graduarse en la secundaria, servir en la Marina durante la Segunda Guerra e ingresar en la Universidad de Detroit, Elmore descubre a Hemingway y comienza a interesarse en la escritura.
Trabaja como redactor publicitario y escribe los primeros westerns. Le va bien durante los 50, pero a comienzos de la década siguiente la televisión ha deteriorado el mercado literario de las historias del oeste, y Leonard consigue un trabajo que le va a enseñar mucho: escribe guiones de cortos documentales para la Enciclopedia Británica.
Su primera novela de misterio, The Big Bounce, se publica en 1969. A partir de entonces, el bueno de Elmore escribe mucho y cada vez mejor. Sus historias, su estilo crudo y sus diálogos callejeros comienzan a convertirlo en un autor de culto.
El gran golpe llega con LaBrava, (1984), ganadora del premio Edgar de la Mistery Writers Association. Al año siguiente su novela Glitz (publicada en castellano por Ediciones Versal como Fulgor de muerte) la convierte en best-seller.

Por lo general, sus novelas se estructuran en capítulos cortos. Y normalmente cada capítulo contiene varias escenas, una detrás de la otra. Más personajes involucrados, más escenas, lo que da al lector la sensación de estar viendo cine en papel. El ha trabajado en muchos guiones de cine y de TV, sobre todo en los comienzos de su carrera. No sería raro que el roce hollywoodense haya fortalecido su característica "habilidad de montaje", esa precisión que tiene Leonard para encadenar las escenas en el momento exacto.

Llegó a resumir su forma de escribir en diez reglas, que afirma que se concentran en una sola: “si suena a algo escrito, reescríbelo”.

Varias de sus obras han sido llevadas al cine, tales como, Cómo conquistar Hollywood, y Jackie Brown de Tarantino.

De sus 38 novelas publicadas, más de una veintena han sido traducidas al castellano por diversas editoriales y algunas reeditadas recientemente por Alianza Editorial, El día de Hitler, Rayland, Perros callejeros, Tú ganas, Jack, Mister Paradise, Persecución mortal, Un tipo implacable, Yibuti,


TONY HILLERMAN. 1925-2008.

Sacred Heart, Oklahoma, hijo de granjeros.
Aunque de ascendencia alemana e inglesa, parece ser que se crió entre indios de origen seminola en su Oklahoma natal.

Se graduó en 1942 y tras una breve estancia en la universidad, vuelve a la granja familiar debido a la muerte de su padre.
En 1943 se alista en el ejército, combatiendo en la Segunda Guerra Mundial, fue herido grave y licenciado con honores y tres condecoraciones.
Después de la guerra, regresa a la universidad de Oklahoma, diplomándose en 1948.
Entre 1948 y 1962 trabaja en agencias de prensa y periódicos locales, desempeñando distintas funciones
En 1963 vuelve a la Universidad de Nuevo México, logrando en 1966 su máster. Se dedica a la docencia en esta universidad hasta 1987.
Ha sido presidente de la Asociación de Escritores de Misterio de Estados Unidos (Mistery Writers of America).

El gran mérito de este autor y su originalidad en el género consiste en que abandona el ambiente urbano característico de la novela negra para centrar sus tramas en los desiertos de Nuevo México y Arizona con sus dos peculiares personajes el teniente Joe Leaphorn y el agente Jim Chee, descendientes de indios navajos que forman parte de la Policía Tribal. Están integrados completamente en la comunidad, conocen sus costumbres, cultura, religión, magia (Jim Chee es una especie de estudiante o aspirante a chamán), el terreno en el que se mueven, en donde las distancias entre lugares habitados es muy grande, tienen paciencia, saben escuchar, observan…
Este autor, buen conocedor de la historia y costumbres de los pueblos indígenas de Norteamérica ha dedicado su obra literaria a relatar el pasado, presente y ¿futuro? del pueblo navajo y, tangencialmente, el hopi y zuni. Es solidario con estas culturas agonizantes que se encuentran en lucha con la globalización que padecemos, y nos habla, con simpatía, de las tradiciones indias. Tradiciones que engarza con la novela policíaca, aprovechando en un ambiente rural la magia, las lecturas de huellas, el acecho, la paciencia y la simbiosis con la naturaleza.
 Su pasión por las culturas indias le lleva a ser considerado como el instaurador de una nueva corriente, denominada novela policíaca de las minorías indígenas de los USA y por otra parte de la Novela Policíaca Étnica que inició el australiano Arthur Upfield.
Publicó su primera novela en 1970 y desde entonces alrededor de 20 novelas y diversos ensayos sobre su tema preferido: las tribus indias.

Bastantes de ellas están traducidas al castellano y aunque editadas hace tiempo alguna se podrá encontrar. La mayoría son de la pareja protagonista, El pueblo de las sombras, Sendero de los espíritus, Un coyote acecha, Vendaval de tinieblas. Las últimas reeditadas por las editoriales Olañeta y Diagonal son, La primera águila y La caza.


MALCOLM BRALY. 1925-1980.

Portland. Fue abandonado por sus padres cuando tenía cinco años y su adolescencia, marcada por pequeños robos, transcurrió entre casas de acogida y reformatorios. Pasó diecisiete de sus primeros cuarenta años entre los muros de las cárceles más duras de los Estados Unidos, entre ellas Folsom y San Quintín, donde escribió sus tres primeras novelas.

Cuando las autoridades descubrieron que estaba escribiendo En el patio, le amenazaron con revocarle la libertad condicional y se vio obligado acabarla a escondidas. Publicada finalmente en 1967, tras expirar el periodo de libertad condicional, la novela tuvo una gran acogida y recibió elogios de escritores como Truman Capote y Kurt Vonnegut. Entre el resto de sus obras destaca su autobiografía False Starts: A Memoir of San Quentin and Other Prisons (1976). Tras salir de prisión por última vez en 1965, Malcolm Braly gozó de de quince años de libertad antes de fallecer en un accidente de tráfico a los cincuenta y cuatro años de edad.

En el patio, está reeditada en España por Sajalín editores en 2012.


ED MCBAIN. 1926-2005.

Nacido en  Manhattan bajo el nombre de Salvatore Albert Lombino, adoptó legalmente el nombre de Evan Hunter en 1952. Durante su trayectoria como escritor fue mejor conocido como Ed McBain, seudónimo que utilizó en la mayoría de sus novelas de ficción criminal, a partir de 1956. Está considerado como uno de los grandes del género no solo por la calidad y cantidad de su obra, también por su importancia en el cine y la TV como veremos.

Americano de origen italiano, Después de la guerra (40-45) obtiene una licenciatura en el Hunter College en 1950 y se dedica a la enseñanza.

Mientras es contratado como lector para la agencia literaria Scott-Meredith, publica bajo diferentes seudónimos (Hunt Collins, Richard Marsten, Evan Hunter) narraciones cortas, de ciencia ficción, policiales, que vende a diversos pulps.

Abandona su trabajo en 1953 para dedicarse por completo a la escritura, cuando le surge la oportunidad de escribir para Permabooks quien por entonces publicaba las historias de Perry Mason de Erle Stanley Gardner y deseaban asegurar una continuidad.

En 1954 escribe como Evan Hunter una de sus mejores novelas Semilla de maldad, un tanto autobiográfica sobre su etapa de profesor y posteriormente adaptada al cine como “Rebelión en las aulas”.

Pero su gran aportación al género fue la serie de la comisaría del Distrito 87, en una ciudad ficticia llamada Isola, serie coral en la que toda la brigada policial son los protagonistas, y se crea un nuevo subgénero el del “procedimiento policial” que viene a sustituir a la labor aislada de los detectives. El autor nos introduce en las vidas de los inspectores: Carella (con una esposa muda), Cotton Hayes, Meyer Meyer, Bert Kling, Hal Wilis....a través de sus trabajos, que vamos siguiendo como si de una cámara se tratara.

En 1956 se publican las tres primeras novelas de la serie: Cop Hater, El atracador y El traficante de drogas, de ahí al éxito y cincuenta novelas más.

Los años en que debuta la serie del Distrito 87 son propicios a una visión más conservadora de las fuerzas del orden. McBain contribuye a un lavado de cara de los servidores del orden, abnegados y profesionales, donde la corrupción ha sido desterrada o es testimonial.
Entre 1977 y 1988 empieza otra serie dedicada al abogado Matthew Hope de la que escribió 13 novelas. También es el guionista de varias películas entre la que destaca: Los pájaros, de Hitchcock. De su obra se sacaron numerosos argumentos para series de televisión y telefilmes como Canción triste de Hill Street claramente inspirada en su serie del Distrito 87.

Muchas de sus novelas han sido traducidas al castellano y publicadas en distintas décadas y distintas editoriales, pocas recientes, por lo que serán del mercado de segunda mano. RBA de nuevo al rescate ha publicado recientemente cuatro novelas de la serie Distrito 87, Ojo con el Sordo, El atracador de mujeres, Odio, El estafador y El traficante.

Es otro de los autores que se está reeditando por Mondadori, Italia.


ROSS THOMAS. 1926-1995.

Autor reconocido sobre todo por sus tramas políticas en las que desvela el laberíntico mundo de la política en Washington.

Nacido en Oklahoma, durante la Segunda Guerra Mundial sirvió en Filipinas. Trabajó como relaciones públicas, periodista, enlace sindical y estratega político, en sitios tan diversos como Nigeria, Bonn, y los Estados Unidos.
Su debut como novelista lo hizo en 1966 con la novela The Cold War Swap, escrita tan solo en seis semanas y que resultaría ganadora del Edgar del año 67, premio que volvería a ganar en 1985 con su novela “La madriguera”.
Tiene una obra reeditada en 2009 Guiso caníbal, y el resto es bastante antigua.


AMANDA CROSS. 1926-2003.

Seudónimo de Carolyn Gold Heilbrun, se graduó en Literatura Inglesa, siendo la primera catedrática de historia en la Universidad de Harvard.

Comenzó a escribir su obra policial en 1963, tienen como argumento la Universidad, en donde pudo dar salida a sus verdaderas preocupaciones como el feminismo, la política académica y otras cuestiones políticas, y que tenía como protagonista a su alter ego, la profesora Kate Fansler. También escribió otros libros de ensayos. Se suicidó en su apartamento de Nueva York.

Su obra está traducida al castellano y publicada por Alfaguara y Suma de letras, Muerte en la cátedra, Análisis final, El caso de James Joyce, Ni palabra de Winifred.


ELISABETH PETERS. 1927-2013

Canton, Illinois. Es el seudónimo de Barbara G. Mertz. Vivió en Chicago en donde estudió  historia, literatura inglesa y escritura creativa. Quería ser arqueóloga e ingresó en el Oriental Institute de la Universidad de Chicago donde se licenció en 1950. Se doctoró en egiptología en 1952, con 25 años.

En 1950 se casó con Richard Mertz, aparcó su carrera y se dedicó a cuidar a sus hijos Elizabeth y Peter. Se divorció en 1969. Entre 1964 y 1966 publicó dos ensayos sobre egiptología y finalmente consiguió su sueño, publicar un libro de misterio "The Master of Blacktower" en 1966 con el seudónimo de Barbara Michaels. Utilizó este nombre para escribir thrillers con elementos sobrenaturales.

En 1972 creó el seudónimo de Elizabeth Peters a partir del nombre de sus dos hijos, para escribir sus novelas de misterio más famosas, que tienen como protagonista a la arqueóloga Amelia Peabody. Publicadas por Suma de letras, Santillana y Punto de lectura en los 2000, El enigma del gato grande, El halcón en la puerta, Hijos de la tempestad, El mono que custodia la balanza, El señor de los que callan, La serpiente de la corona y El hará retumbar el cielo.

MARY HIGGINS CLARK. 1927.

Una nueva reina del suspense, y la verdad que con datos abrumadores, 27 novelas escritas hasta 2008, casi todas en las listas de más vendidas en Estados Unidos y otros países, en total 85 millones de copias solo en el mercado americano, su mayor éxito y primera novela de 1974 Dónde están los niños, va por su septuagésima quinta reimpresión y está en las estanterías de las librerías del mundo como desde el primer día. Todos los galardones habidos y por haber, desde los Edgar, 18 doctorados honorarios, hasta el Papa le ha nombrado Dama de la Orden de San Gregorio el Grande, es católica acérrima. Ha hecho sus pinitos en otros géneros, desde un relato ficticio sobre George Washington, libros para niños y cómo no, una autobiografía. Por lo tanto se sabe todo de su vida, obra y milagros. Y a todo esto millones de dólares en el bolsillo.

Y yo no sé por qué, sigo recelando de estas damas (o caballeros) de éxito y superventas, y no discuto su mérito, que lo tienen, ni su calidad literaria, que la tendrán, pero me acuerdo de Thompson, de Goodis y de tantos otros que no han podido gozar en vida de este éxito y me da rabia, pero así son las cosas.

Ahora sola falta entrar en la librería, coger el libro que quieras, están todos, en castellano la editorial Debolsillo las ha publicado y a leer y a disfrutar si se puede.

La última publicada por Plaza y Janés en 2015, Asesinato en directo.


ROBERT LUDLUM. 1927-2001.

Ludlum fue actor y productor de teatro. En sus novelas generalmente un individuo o un pequeño grupo se enfrentan a poderosos enemigos capaces de usar la maquinaria político-económica de modo aterrador. Veía un mundo donde corporaciones mundiales, fuerzas militares y organizaciones gubernamentales conspiran para cambiar el statu quo. Estas novelas pertenecen más al género thriller que a la novela negra propiamente dicha.

Autor de más de veinticinco novelas, todas ellas éxitos comerciales, y editadas en castellano por Umbriel, La advertencia de Ambrer, El protocolo Sigma, entre otras, y actualmente en la cresta de la ola gracias a la adaptación al cine de su serie Bourne.


IRA LEVIN. 1929-2007.

Hijo de un comerciante judío, se graduó en la escuela de Horace. En la universidad de Nueva York se licenció en Filosofía e Inglés, tras lo cual se enroló en el ejército a comienzos de los cincuenta.

Comenzó su carrera de escritor con guiones para la televisión, tras haber sido en la misma script boy.

La primera de las siete novelas principalmente de misterio que llegó a publicar fue A Kiss Before Dying (Bésame antes de morir), que narra la historia de un "trepa" muy ambicioso que asesina a su novia para quedarse con la hermana de ésta, alcanzó un gran éxito de público y obtuvo el premio Edgar  a la mejor primera novela publicada. Enseguida fue adaptada al cine en 1954 con Robert Wagner y Joanne Woodward y posteriormente en 1991 interpretada por Matt Dillon y Max von Sydow. Volvió al teatro para escribir su obra más conocida en este campo, Deathtrap (Trampa mortal), éxito en Broadway por el que ganó un nuevo premio Edgar. Se trata de la historia de un dramaturgo decadente que interviene en un complot para matar a un rival al que envidia y robarle su novela. Fue adaptada al cine en los ochenta interpretada por Michael Caine y Christopher Reeve.

Su novela más popular es, sin duda, Rosemary's Baby (El bebé de Rose Mary), también titulada en España La semilla del diablo, fue adaptada al cine por Roman Polanski  e interpretada por John Cassavetes y Mia Farrow. Esta versión se considera un clásico del cine de terror y narra la concepción y nacimiento en los tiempos modernos del Anticristo desde el punto de vista de su madre, quien ignora que ha sido elegida para ello.


CHARLES MCCARRY. 1930.

Antes de dedicarse a la literatura, McCarry fue agente de la CIA de 1958 a 1967 tanto en Europa como en Asia y África.
Sus libros más conocidos son los protagonizados por Paul Christopher o por miembros de su familia. Hay tres libros editados recientemente por Paidós Ibérica, Old Boys, El dossier Miernik y Los fantasmas de Christopher.


JOE GORES. 1931-2011

Rochester. Licenciado en Literatura Inglesa. Antes y después de pasar por la universidad ejerce distintos trabajos: leñador, feriante, monitor de gimnasia, director de motel, profesor de inglés en Kenia, y durante 11 años fue detective privado en San Francisco.

Comienza publicando relatos desde 1963, para acabar dedicándose por completo a la escritura en 1968. Su primera novela, Buitres, fue  ganadora del Premio Edgar a la mejor primera novela de 1970, denuncia la violencia como respuesta a la violencia. Con Esquinazo, inicia la serie de la Agencia DKA, un equipo de detectives especializados en cobrar deudas impagadas.

En Interface 1974, Gores le da protagonismo a Neil Fargo, investigador privado en San Francisco, que antes fue jugador de fútbol profesional y oficial de las Fuerzas Especiales. Hammett, 1975. Después de llevar a cabo una investigación bibliográfica minuciosa y visitar el terreno donde ejerció Hammett su trabajo de detective, novelizó el resultado reviviendo en 1928 al padre de la escuela hard-boiled en una última investigación en San Francisco. Una reconstrucción verosímil en la que Hammett aparece en su doble condición de detective y escritor principiante

También ha sido guionista de renombradas series de televisión como Kojak, Colombo y Remington Steele.

Sus novelas en las que adapta el personaje de Hammett han tenido bastante éxito, sobre todo su mejor novela “Spade & Archer” En total ha escrito 16 novelas y algunas traducidas son bastante antiguas, salvo las dos últimas editadas en 2010 y 2008, Tigre de cristal y la ya citada.


CLIVE ERIC CUSSLER. 1931.

Aurora, Illinois. Participó en la Guerra de Corea. Tras licenciarse, trabajó en publicidad, primero como redactor y después como director creativo en dos importantes empresas, llegando a obtener un León de Oro en el Festival Publicitario de Cannes. Aventurero y arqueólogo marino, comenzó a escribir en 1965.

Las novelas de Cussler, una mezcla de gran aventura y alta tecnología, generalmente implicando a villanos megalómanos, barcos perdidos, mujeres hermosas, y tesoros hundidos. Como las de Michael Crichton, son ejemplos de tecno-thrillers que no utilizan argumentos ni contextos militares.

Están protagonizadas por el ingeniero marino, agente del gobierno y aventurero Dirk

Pitt, un personaje a semejanza del autor, muy realista y con gran despliegue de dispositivos tecnológicos.

Las dos primeras novelas de Pitt, Peligro en el Mediterráneo e Iceberg, fueron hasta cierto punto thrillers marítimos convencionales. La tercera, ¡Rescaten el Titanic!, creó la reputación de Cussler y estableció el patrón que las novelas de Pitt seguirían con posterioridad. Otros títulos son, El Buda de oro, La odisea de Troya, El tesoro del Khan, Viento letal. Peligro en el Mediterráneo. Publicada en 2014, Las tumbas, con Thomas Perry. Están publicadas por Plaza y Janés y Debolsillo.


DON CARPENTER. 1931-2008.

Nació en Berkeley, California en 1931 y creció en la costa oeste de los Estados Unidos. Luchó en la fuerza aérea durante la guerra de Corea, asistió la Universidad de Portland y se licenció en el Portland State College para después hacer la maestría en San Francisco State College. Carpenter, su mujer Martha y sus dos hijas se instalaron en Mill Valley, cerca de San Francisco y él entabló buenas amistades con Evan Connell y, especialmente, con Richard Brautigan, ambos escritores locales.

Su primer libro, Dura la lluvia que cae, se publicó en 1966 y reeditada por Duomo en 2012. Le siguieron nueve novelas más e incluso varias colecciones de cuentos. También escribió para el cine y la televisión, y dedicó bastante tiempo a Hollywood (un tema de varias de sus novelas). A causa de su mala salud, se suicidó en 2008, a los 64 años de edad.


TREVANIAN. 1931-2005.

Granville, Nueva York. Trevanian es el seudónimo del escritor Rodney William Whitaker. Pasó su juventud en Albany.
Participó en la Guerra de Corea. Estudió Comunicación en la Universidad de Washington. Trabajó como profesor de cine en la Universidad de Texas. Vivió en el País Vasco francés.
Estuvo casado y tuvo dos hijos y dos hijas. Durante la mayor parte de su vida se ocultó tras su seudónimo, hasta 1984 su editor no desveló su auténtico nombre. También utilizó otros como Benat LeCagot, Edoard Moran o Nicholas Seare.
Tiene varias novelas publicadas en España por la editorial Roca entre 2009 y 2012, El Main, La sanción de Loo, Sanción en el Eiger, Shibumi y El verano de Katia.

ROBERT B. PARKER. 1932-2010.

Springfield, Massachusetts. Participó en la Guerra de Corea, trabajó como publicista y en 1962 hizo un máster sobre literatura inglesa en la Universidad de Boston.

Está considerado como el último gran clásico del género, heredero directo de Hammet y Chandler, hasta el punto de que se atrevió a retomar la obra inacabada de Chandler, que estaba escribiendo en el momento de su muerte, “Poodle Springs”, tuvo que imaginar toda la obra pues solo había cuatro capítulos escritos y el éxito fue sorprendente.

Esta herencia con su estilo urbano y cínico se vio reflejada en su obra, sobre todo la serie que más éxito le dio, la protagonizada por Spenser, detective privado. Este personaje fue llevado a la televisión en los años ochenta y gozó de una gran popularidad. La primera, “El manuscrito Godwulf”, escrita en 1972, y así hasta 38 novelas y 2007.

Creó otras series como la de Jesse Stone en 1997 con “Pasaje nocturno” y la de Sunny Randall, protagonista de seis libros creados a medida de la actriz Helen Hunt, gran admiradora del escritor.

En 2002 Robert B. Parker recibió el Grand Master Award Edgar por el conjunto de su obra.

Hay bastantes novelas traducidas al castellano y editadas en la década de los ochenta y algunas recientes, habrá que ir al mercado de  segunda mano. El manuscrito Godwulf, Dios salve al muchacho y Apuestas mortales, están reeditadas por RBA.


ROBERT COOVER. 1932.

Profesor de escritura electrónica y experimental en la Universidad de Brow, es autor de obras de teatro, cuentos y novelas entre las que destacan El hurgón mágico (1969), Azotando a la doncella (1982), La fiesta de Gerald (1986), Sesión de cine (1987) y Ghost Town (1998). Su obra ha merecido numerosos premios entre los que destacan el Premio William Faulkner, el American Academy of Arts and Letters y el National Endowment of the Arts. Su obra ha sido traducida a veintisiete idiomas. Noir (2010) es su novela más reciente, editada por Galaxia Gutenberg. Es el nombre del detective privado Phil M. Noir, su protagonista.


JOHN GREGORY DUNNE. 1932-2003.

Hartford, Connecticut. Nació en el seno de una familia de origen irlandés. Tras licenciarse en la Universidad de Princeton y servir en el Ejército, trabajó como periodista en la revista Time. En 1964 se casó con la escritora y periodista Joan Didion y se mudó a California en donde escribió obras de teatro y colaboró entre 1967 y 1969 en el periódico Saturday Evening Post.

Es autor de varias novelas. Publicada en España por Random House en 2012, Confesiones verdaderas, está basada en el asesinato de la Dalia Negra.


GAY TALESE. 1932.

Ocean City. Es un periodista y escritor norteamericano. Hijo de italianos que emigraron a Estados Unidos en el año 1922. Su niñez la pasó en la sastrería, el negocio familiar. Mantiene vivo su pasado italiano y es un miembro muy activo de la comunidad italiana de América, incluyendo la National Italian American Fundation. 
Estudió periodismo en la Universidad de Alabama y se trasladó a Nueva York, donde entró en el diario The New York Times contratado como “el chico de la fotocopiadora” y más tarde le asignaron las páginas de deportes durante diez años

A principios de la década de los sesenta escribió para el diario The New York Times y ayudó a definir (juntamente con Tom Wolfe) el periodismo literario o reportaje de no ficción, también conocido como «Nuevo periodismo». Sus más reconocidos artículos hablan acerca de Joe DiMaggio, Dean Martin y Frank Sinatra. 

Es autor de once títulos entre los que destacan, relacionados con el tema de este Trabajo, y reeditados recientemente, Honrarás a tu padre, Punto de lectura 2013, y los publicados en Alfaguara, Los hijos y El silencio del héroe.


EDWARD BUNKER. 1933-2005.

Hollywood. Fue escritor, guionista y actor ocasional. Criado en hogares de acogida y reformatorios desde que sus padres se divorciaran cuando tenía cuatro años, pasó gran parte de su vida entrando y saliendo de prisión, donde se convirtió en un lector voraz y en el cronista ideal de los bajos fondos y de la mala vida de Los Ángeles. Acumuló condenas por atraco a mano armada, tráfico de drogas y extorsión, llegando a figurar en la lista de los diez fugitivos más buscados del F.B.I.
Su primera novela, No hay bestia tan feroz, 1973, fue adaptada al cine por Ulu Grosbard y Dustin Hoffman. Bunker participó en el guion y además tuvo su primer papel en una película. En 1977 publicó La fábrica de animales, consiguiendo críticas favorables, en el año 2000 fue adaptada al cine por el actor Steve Buscemi. Además de escribir el guion, también representó un papel.
Eventualmente hizo fugaces apariciones y cameos en muchas películas, como The Running Man basada en la novela de Stephen King, Tango y Cash y la exitosa Reservoir Dogs de Quentin Tarantino, donde interpreta a Mr. Blue. Fue nominado a un Oscar por su guión de El tren del infierno (1995).
En el año 2000 ganó el Premio McCallan Golden Dagger por su autobiografía La educación de un ladrón.

Está reeditado en castellano por la editorial Sajalín, que en el 2014 ha reeditado la última novela, Huida del corredor de la muerte.


DONALD WESTLAKE. 1933-2008.

Nace el 12 de julio de 1933 en Brooklyn (Nueva York), donde acaba sus estudios universitarios en Binghamon. Hace su servicio militar en Alemania en la Air Force de 1954 a 1956. Después trabaja de redactor en una agencia literaria. Su gran afición al cine le lleva a participar en un grupo teatral de verano, experiencia de la que hará participe alguno de sus personajes.
En 1958 Westlake se dedica de lleno a la escritura. Publica sus primeros libros influenciado por los clásicos del género y una serie de relatos cortos en distintas revistas. Relatos de humor desternillante en las que hace prueba de una imaginación que no parece tener límites y de la que seguirá dando muestras en toda su obra.

A partir de aquí hay que significar la originalidad, importancia y variada producción de este autor, que por una parte va a utilizar distintos seudónimos y por otra va a tocar distintos géneros como ciencia y política ficción, guiones de cine y colaboraciones con distintos autores.

Su innegable importancia y calidad en el mundo de la novela negra viene marcada por dos nombres: John Dortmunder y Parker, héroes y villanos protagonistas de las dos sagas que llevan su nombre y van a conducir a la fama a su autor.

En 1963, con el pseudónimo de Richard Stark, la novela The Hunter da comienzo a la saga de Parker (también publicada como Point Blank, A quemarropa, en la edición española y posteriormente como Payback, mutación de títulos relacionada directamente con las versiones cinematográficas de la obra, la primera protagonizada por Lee Marvin y la más reciente por Mel Gibson), que se desarrollaría a lo largo de diecisiete novelas hasta 1974, y que reaparecería a petición de los fans en 1997 con el apropiado título Comeback, seguida de otros tres títulos más. Es la serie más larga de Westlake, y posiblemente la más famosa y con mayor número de seguidores.

Parker es el prototipo de antihéroe hard-boiled. Un criminal duro y profesional, que no se deja llevar por las emociones, hasta la venganza narrada en The Hunter está desarrollada siguiendo un plan frío y minucioso, y que en ningún caso puede considerarse un personaje ejemplar. En realidad no se puede decir mucho más de él, es un personaje cortado de una pieza, estoico y brutal, aunque el autor se las arregla para no hacer apología de estas cualidades, simplemente las presenta como son y así hay que asumirlas.

En 1970, Westlake comenzó a escribir The Hot Rock (Un diamante al rojo vivo) como una aventura más de Parker, pero el planteamiento de la historia (un ladrón profesional forzado a cometer el mismo robo una y otra vez debido a una avalancha de problemas y contratiempos) fue forzando su desarrollo a un tono cada vez más paródico que no encajaba con el protagonista. Finalmente, Westlake cedió a los requisitos de una historia que imponía su propio ritmo, y para no traicionar al personaje de Parker la convirtió en una aventura de su segunda creación más afortunada: el ladrón profesional John Dortmunder (al que encarnaría Robert Redford en su adaptación al cine, con notable fortuna), y aparentemente también gafe profesional, como se puede constatar en la serie a él dedicada (diez novelas y ocho relatos). Dortmunder es extremadamente hábil y un planificador minucioso... pero no tiene suerte, y ha dado lugar a algunas de las obras más divertidas del género.

Ambos personajes coinciden de una forma bastante peculiar en la novela Jimmy The Kid (1983, desafortunadamente inédita en castellano). En ella, la banda de Dortmunder planea un golpe utilizando como guía un robo ficticio que aparece en una novela ficticia, Child Heist, protagonizada por Parker.

Pero no acaba todo en estas dos sagas y estos dos protagonistas pues la imaginación de este autor no tiene límites y produjo dos sagas más: la del detective Mitch Tobin, que es un antiguo policía expulsado del cuerpo por una falta grave. Actúa de detective sin licencia para clientes que no pueden acudir a la policía ni a un privado con licencia. La serie iniciada en 1966 consta de cinco novelas.

Y Grofield, un personaje que aparece a veces en las historias de Parker, tendrá su protagonismo particular en cuatro novelas: The Blackbird , 1969, Lemons Never Lie, 1971, The Damsel, 1967, y The Dame, 1969. Entre Parker y Dortmunder, Grofield es el equilibrio,  un hombre de teatro (como su creador) y sus golpes sirven a financiar sus actividades artísticas.
Como compendio de esta “personalidad múltiple” de Westlake como autor y personajes tan similares pero tan distintos, no se puede dejar de mencionar la interesante Two Much! (Un gemelo singular, 1975), de la que, a diferencia de A quemarropa y Un diamante al rojo vivo, la adaptación cinematográfica de Trueba se limita a tomar la idea base de la novela y cargarse el argumento.

Lo que resulta incomprensible o extraño sobre la obra traducida al castellano de este autor tan prolífico son las escasas reediciones que se han editado, tan solo tres por RBA, Un diamante al rojo vivo, Atraco al banco y Dios salve al primo, el resto son ediciones antiguas sobre todo de Júcar en los años ochenta, o ediciones de editoriales sudamericanas o traducidas directamente al catalán, sin obviar los relatos cortos que aparecen en numerosas antologías sobre todo en el Hitchcock Magazine.


HERBERT LIEBERMAN. 1933.

Nueva Rochelle, en el Estado de Nueva York. Es un escritor estadounidense de novela de suspense. Apenas se conocen datos de su biografía, estudió en la Universidad de Columbia, y ha trabajado como periodista y en la industria editorial.

Su novela más afamada es, La ciudad de los muertos, reeditada en España por Plaza y Janés en 1984. También tiene publicadas en España, hace mucho tiempo, claro, El clima del infierno, El hombre del sótano y El tren verde.


K.C. CONSTANTINE. 1934.

Poco se sabe de este autor nacido en Pennsylvania, tan apenas se conoce su nombre, Kosac. Sirvió en los marines, y casado con Linda, con la que vive. No da entrevistas no se conoce su rostro, me recuerda a algún otro, pero apareció en Mayo del 2011 en un festival anual de Misterio e incluso firmó libros, no es para tanto. Pero lo más importante es que se conoce su obra y su protagonista el jefe de policía Mario Balzic.

Sus libros publicados en castellano ahí están aunque hace mucho tiempo y tan solo aparecen un par de títulos, El hombre al que le gustaban los tomates tardíos y Asesinato en la estación de Rocksburg.


STUART M. KAMINSKY. 1934-2009.

Chicago. Licenciado en periodismo.

Ha escrito más de 50 libros y numerosos artículos y ensayos sobre cine, es un enamorado del séptimo arte, tal como deja traslucir en sus novelas. Existen ocho traducidas al castellano, además de la última editada, perteneciente a la serie CSI Nueva York.

De los ocho libros, siete están protagonizados por Toby Peters, detective privado, y el otro por Porfiry Petrovich Rostnikov, inspector jefe de la policía de Moscú.
Toby Peters es detective privado al más puro estilo hard-boiled. Tiene un pasado como policía, empleado de seguridad y guardaespaldas, pero es un marginal. Un día recibe la llamada de la Warner Brothers y comienza a dar la cara y resolver los problemas de los famosos de Hollywood, ya que las novelas en que aparece tienen como coprotagonistas personajes reales de todos conocidos: Errol Flyn, Judy Garland, los hermanos Marx, Bela Lugosi, Eleanor Roosevelt, Joe Louis y Albert Einstein (que son las editadas en castellano, pero hay más como Dalí, Peter Lorre, Gary Cooper y Chaplin, entre otros).
Casi todas las novelas traducidas al castellano están editadas en los ochenta, la mayoría por la Editorial Júcar, Etiqueta Negra y habrá que buscarlas en el mercado de segunda mano, Disparen sobre Errol Flynn, Los Hermanos Marx en apuros, Movimientos inteligentes.


ROBERT LITTEL. 1935.

Brooklyn, Nueva York. Reside en Francia desde hace mucho tiempo. Escritor de best-seller ambientados en la guerra fría.

Se graduó en 1956 en la Universidad de Alfred, del Oeste de Nueva York. Tras sus estudios ingresó en la marina. Durante cuatro años ejerció varios cargos en distintos barcos. Tras dejar la marina trabajó como periodista para Newsweek durante la guerra fría, este trabajo le inspirarían su obra literaria posterior.

Su primera obra se publicó en 1968, escrita en colaboración con Edward Klein, se titula Israel perdió la guerra. Trataba de las posibilidades de una derrota israelí en sus enfrentamientos con los árabes en aquellos momentos.

Su primera novela en solitario y su primer éxito fue El rizo, (titulada originalmente la deserción de A. J. Lewinter, que sería la traducción del título en inglés). En dicha novela ya aparecen las constantes de su obra, escrita a modo de una partida de ajedrez disputada por los Estados Unidos y la Unión Soviética a partir de la deserción de Lewinter. Por esta novela se le otorgó el premio British Crime Writers' Association's Gold Dagger de ficción.

Autor prolífico, por lo que voy a citar las dos últimas novelas publicadas en España recientemente, Leyendas: Una novela de falsas apariencias y The Company: Una historia de la CIA.


JAMES LEE BURKE. 1936.

Houston, Texas. Se licenció en Literatura Inglesa en la Universidad de Louisiana. Trabajó en la industria del petróleo, como topógrafo y periodista, además de ser profesor de Escritura Creativa en la Universidad Estatal de Wichita.

Dos de sus novelas han sido llevadas al cine, y entre otros premios, ha obtenido dos veces el Mistery Writers of America.

Su personaje más famoso es el policía de Nueva Orleans Dave Robicheaux que apareció por primera vez en los ochenta en la novela Lluvia de neón.

Está reeditado recientemente por RBA con tres títulos, El huracán, Los prisioneros del cielo y Lluvia de neón.


JEROME CHARYN. 1937.

Nacido en el Bronx de Nueva York. Sus padres eran judíos inmigrantes de la Europa del este. Licenciado en letras, ha sido profesor de Literatura americana en distintas Universidades americanas y en París.

Tanto la influencia de su barrio neoyorquino como las anécdotas de su hermano Harvey, policía de Brooklyn, van a ser la fuente de inspiración de sus novelas.

Llega a Europa por primera vez en 1973, visita el Barrio Chino de Barcelona y en el Hotel Majestic va a engendrar las tres obras fundacionales de su saga del inspector Isaac Sidel que le lanzarán a la fama. Más tarde publicaría en París en la famosa Serie Noire de Marcel Duhamel.

En el 1975 visita París, ciudad en la que acabará instalándose, dando cursos de literatura policial y estética de cine en la Universidad Americana y colaborando en distintos medios.

Autor de más de 20 novelas y ensayos, continua publicando novelas de la saga de Sidel. Es guionista habitual de comics, y jugador federado de ping-pong.

Sus historias derrochan humor negro, son barrocas y delirantes donde unos personajes productos típicos del cosmopolitismo Neoyorkino deambulan entre digresiones y argumentos enmarañados, a los que el comisario Isaac Sidel se empeña en poner buen orden, a pesar de la tribu de los Guzmán.

Su obra traducida al castellano está editada bastante recientemente y no creo que sea difícil de adquirir, Ojos azules, Marilyn la fiera, Misterioso Isaac y La educación de Patrick Silver, están publicadas por RBA, las dos primeras en la Serie Negra.


JOSEPH WAMBAUGH. 1937.

Nacido en Pennsylvania, ingresó en los marines a los 17 años y en 1960 ingresó en la policía de Los Ángeles en donde estuvo catorce años, llegando a sargento detective.

Autor de más de quince novelas en las que se mezclan la ficción y la realidad, prestando especial atención a las interioridades de la policía, gracias a su experiencia como tal.

Algunas de las novelas han sido llevadas al cine como El campo de cebollas y Los chicos del coro.

Su obra traducida al castellano es bastante actual y reeditada sobre todo por la Editorial Belacqua, Campo de cebollas, Hollywood station, Cuervos de Hollywood, Los nuevos centuriones.


WILLIAM C. GORDON. 1937.

Abogado, ex propietario de bar, antiguo oficial del ejército estadounidense y ahora, pasados los 60 años, novelista novel. Y, por supuesto, marido de Isabel Allende, una credencial con su doble filo.

Considerado por la crítica como el último superviviente del género en “estado puro” por conservar las claves iniciales de la novela negra, Gordon ha dicho que odia la tecnología para resolver las intrigas de los casos policiales. En sus novelas, los investigadores no necesitan análisis de ADN, ni ordenadores, ni teléfonos móviles, solo se valen de la intuición, de una metodología precisa y de su inteligencia.

Su obra traducida está publicada por diversas editoriales, Duelo en Chinatown, El rey de los bajos fondos, El enano, Vidas rotas. En el 2014 Debolsillo publica, Las esferas del poder.


THOMAS PYNCHON. 1937.

Nueva York. Apenas se sabe que estudió ingeniería y literatura en la Universidad de Cornell, donde fue alumno de Vladimir Nabokov (aunque éste no recordara haberlo tenido en clase), que redactó folletos técnicos para la compañía Boeing, que envió a un cómico a recoger el National Book Award, y que vive en Nueva York. Tusquets Editores ha publicado la integridad de su obra de ficción, compuesta por las novelas Vineland, La subasta del lote 49, El arco iris de gravedad, V., Mason y Dixon y Contraluz, y el libro de cuentos Un lento aprendizaje.

Y tan solo una novela, Vicio propio, en 2011, su novela más reciente, adopta las claves genéricas de la novela negra, por más que en esta elegía a los años sesenta no haya cejijuntos detectives alcoholizados y la protagonice un memorable hippy fumeta, tierno, desacomplejado, ingenuo pero más espabilado de lo que parece y con un sentido natural de la justicia.


JOYCE CAROL OATES. 1938.

 Nació en Lockport, Nueva York, en 1938. Es una de las grandes figuras de la literatura contemporánea estadounidense. Ha sido galardonada con muchos premios, como el National Book Award, el PEN/Malamud Award y el Prix Fémina Étranger. En 2011 recibió de manos del presiente Obama la National Humanities Medal, el más alto galardón civil del gobierno estadounidense en el campo de las humanidades y, en 2012, el premio Stone de la Oregon State University por su carrera literaria. Es además una de las más firmes candidatas recibir el Premio Nobel de Literatura.

Ha escrito más de cincuenta novelas, entre las que destacan Puro fuego, Un jardín de placeres terrenales, La hija del sepulturero, Mamá, Bellefleur, Ave del paraíso, Memorias de una viuda, Una hermosa doncella y el ensayo Del boxeo.

Al margen de que alguna de sus grandes obras pueda acercarse al género, casi ninguna, su nombre sí aparece en las series de relatos policiales: Crímenes de mujer, Mujeres peligrosas y Transgresiones I.



LAWRENCE BLOCK. 1938

Buffalo, Nueva York. Block acudió a la Universidad de Antioquía pero abandono sus estudios antes de graduarse. Sus primeros trabajos, publicados bajo pseudónimo en la década de los 50 fueron principalmente para revistas pornográficas.

Desde entonces ha tenido una prolífica carrera publicando más de 50 novelas y más de 100 relatos así como series de libros de ayuda para escritores.

Es internacionalmente conocido por sus dos sagas de ficción cuya acción se desarrolla en las calles de Nueva York: La del investigador privado y ex alcohólico Matthew Scudder y la del ladrón de refinados modales Bernie Rhodenbarr.

Estos dos protagonistas son los más afamados, pero existen traducidas al castellano, otras dos series protagonizadas por John Keller y Chip Harrison.

Block ha residido en la ciudad de Nueva York durante décadas y la mayoría de sus obras de ficción tienen como escenario dicha ciudad, por lo que siempre se le ha asociado con la misma.

Algunas de las novelas traducidas al castellano de la serie Scudder están recientemente reeditadas, por RBA y Factoría de ideas, Ocho millones de maneras de morir, Tiempo para crear, tiempo para matar, Los pecados de nuestros padres, Un baile en el matadero. La última publicada por RBA, Serie Negra en 2014, Caminando entre tumbas.

La serie de Rhodenbarr la mayoría está publicada en los noventa por Plaza y Janés, El ladrón que no quería robar, El ladrón que leía a Spinoza.


STUART WOODS. 1938.

Georgia.  Es un autor de gran popularidad, merecedor de varios premios y con novelas de gran éxito.
Woods se graduó en 1959 en la Universidad de Georgia, con un Bachelor of Arts en Sociología. Después de graduarse, se matriculó en la Guardia Nacional Aérea, pasando dos meses en el entrenamiento básico antes de mudarse a Nueva York, donde comenzó una carrera en la industria de la publicidad. A finales de la década de 1960, Woods emigró a Inglaterra y vivió en Knightsbridge, Londres, mientras continúa trabajando en la publicidad. Después de tres años en Londres, Woods decidió escribir una novela.
Algunas de sus obras han sido llevadas a la televisión en forma de miniserie.
Actualmente vive en Santa Fe, Nuevo Méjico, y en la Isla de Wight en Inglaterra.

Entre su obra publicada en castellano están los títulos, Contrabando blanco, Oculto en la ciudad, Propósitos oscuros.


JAMES CRUMLEY. 1939-2008.

Texas. Ha sido profesor de literatura en diversas universidades del país.

Venerado e influyente escritor de novelas policiales cuyas despiadadas historias de detectives ambientadas en Montana y otras localidades del Oeste fueron elogiadas tanto por su rudeza como por la cualidad lírica de su prosa.

Según su propia definición como "hijo bastardo de Raymond Chandler", Crumley escribió siete novelas policiales en torno a dos detectives contra el telón de fondo no de las viciosas calles de Los Ángeles, sino en lo que llamó "mis retorcidas autopistas de las montañas del Oeste".

Los detectives privados de Crumley, C.W. Sughrue y Milo Milodragovitch, eran, "hombres hoscos y violentos cuya drogadicción y travesuras carnales dejarían estupefacto a un rinoceronte.”

Aunque nunca fue un éxito de ventas, Crumley tenía una importante audiencia de culto y era elogiado por la crítica. Quizás esto ha contribuido a las escasas traducciones al castellano de sus novelas, tan solo dos, y alguna en catalán, aunque afortunadamente RBA acaba de publicar su obra maestra y otra más de la saga Sughrue, El último buen beso y El pato mexicano.


BRIAN GARFIELD. 1939.

Guionista y escritor de novela negra y aunque ganó un Edgar por “Hopscotch”, traducida como Juego de rayuela, no es muy conocido en España. Empleando varios seudónimos, además de novela negra ha escrito de espionaje y sobre personajes históricos.

Se han traducido cuatro novelas por la Editorial Argentina Javier Vergara, edición Barcelona, en los setenta, siendo la más conocida “Death Wish”, El vengador, que dio lugar a la serie de películas de El justiciero de la noche, interpretadas por Charles Bronson.


JOHN LUTZ. 1939.

Dallas, Texas. Trabajó como obrero de la construcción, acomodador de teatro, mozo de almacén, camionero y telefonista de la policía de San Luis.

 John Lutz publicó su primer relato corto en 1966 en la revista Mystery Magazine de Alfred Hitchcock y no ha dejado de publicar desde entonces. Su obra abarca diversos temas: el suspense político, los detectives privados, el suspense urbano, el humor, temas de ocultismo, la sátira criminal, el procedimiento policial, el espionaje, temas históricos, lo futurista, los detectives aficionados.... se podría decir que todos los subgéneros de misterio.

Es autor de más de treinta y cinco novelas y doscientos cincuenta relatos cortos y artículos. Es autor de dos series de novelas de detectives, el más conocido Alo Nudger, investigador privado de San Luis. Es autor del guión de Mujer blanca soltera busca.

Sus novelas no se prodigan mucho por el mercado español. Las más recientes son, Condenado al asesinato, Ejecución inmediata y La deuda de Dancer.


GEORGE V. HIGGINS. 1939-1999.

Brockton, Massachusetts. Estudió en el Boston College y en la Universidad de Stanford. Después de unos primeros años dedicados al periodismo, se graduó en Derecho y ejerció como fiscal y abogado, carrera que compaginó con la de escritor y docente en la Universidad de Boston y el Boston College. Durante siete años trabajó para el gobierno en la lucha contra el crimen organizado en la zona de Boston, actividad de la que sacaría inspiración para muchas de sus novelas.

En 1970 publicó Los amigos de Eddie Coyle, reeditada en España en 2011 por la editorial Libros del asteroide, que sería la primera de veintisiete novelas, y también la que le dio más fama y prestigio. En 1973 fue adaptada al cine por Peter Yates con Robert Mitchum en el papel de Eddie Coyle. Entre sus otras novelas destacan, publicadas en castellano, El chivato, Mátalos suavemente  y La rata en llamas. Todas en la misma editorial que la primera.

 Autores 2ª década XX
 Autores posteriores 1940