Buscar:

Mail: pacodelrio@lanovelanegraenelmundo.com
Inicio Presentación Conceptos La Novela Negra en el Mundo Biografía

La novela negra en Irlanda.


Introducción.

Irlanda, en irlandés: Éire, también conocida como República de Irlanda, es un país soberano miembro de la Unión Europea, que ocupa la mayor parte de la isla del mismo nombre. Su capital es Dublín, situada al este de la isla. El país tiene una única frontera terrestre, con Irlanda del Norte, uno de los estados constituyentes del Reino Unido.

El moderno estado irlandés ganó su independencia efectiva del Reino Unido en 1922, tras una guerra de independencia que acabó con la firma del Tratado anglo-irlandés, mientras que Irlanda del Norte ejerció su opción a permanecer en el Reino Unido. Aunque en principio Irlanda fue un dominio dentro del Imperio Británico, con el nombre de Estado Libre Irlandés, en 1931 se clarificó su completa independencia legislativa y en 1937 adoptó una nueva constitución y el nombre de Irlanda. En 1949 se eliminaron los deberes restantes de la figura del Rey de Irlanda y el país se declaró una república. El Estado no tuvo relaciones formales con Irlanda del Norte durante la mayor parte del siglo XX, pero desde 1999 han cooperado en varias políticas en el marco del Consejo Ministerial Norte/Sur creado por el Acuerdo de Viernes Santo.

La aportación irlandesa a la literatura mundial es sobradamente conocida, nombres como los de Oscar Wilde, Bram Stoker, George Bernard Shaw, Samuel Beckett y James Joyce avalan sobradamente esa afirmación. Resulta extraño que en un país cuya expresión literaria se manifiesta mayoritariamente en inglés, el idioma en que la novela policial hizo sus primeros escarceos, e idioma preponderante en el terreno negro y policial, no se haya desarrollado, como ha ocurrido en Inglaterra o en los Estados Unidos, una escuela propia de novela negra. Hoy en día, y pese a brillantes excepciones como la de Ken Bruen, no se puede hablar de una novela negra irlandesa del mismo modo que mencionamos con total naturalidad el género negro escandinavo, la novela negra escocesa (lo que los franceses, siempre tan sutiles en las descripciones, llaman “tartan noir”), el neopolar francés o la nueva novela negra latinoamericana.

Y sin embargo lo irlandés y lo negro siempre han estado unidos. De hecho todo aficionado a las novelas o películas del género negro tiene que admitir que no hay nada tan tópico como el policía, habitualmente neoyorquino, de origen irlandés, por lo general tosco y bruto pero de buen corazón e incorruptible, salvo cuando está en juego el bienestar de su familia y sus amigos. Y quizás ése sea el problema, el que lo irlandés esté tan unido a lo norteamericano que cuando los escritores negros irlandeses hacen  sus tramas, tengan los ojos más puestos en los Estados Unidos que en su isla de origen. Éste podría ser el caso de autores como John Connolly.

Por otra parte no olvidemos que la influencia del vecino británico ha sido total hasta la mitad del siglo XX, y en el terreno literario y más en el de la novela policial, el inmenso poderío británico ha sido capaz de difuminar cualquier intento de predominio literario irlandés.

Y otra posible causa podría ser la arraigada religión católica romana, mayoritaria en Irlanda, y aunque con la Iglesia hemos topado, es notoria su influencia y especial sensibilidad contra todo aquello que se salga de sus cánones, como puede ser la novela negra. Podría ser.


Los autores.

En la novela policial irlandesa hay tres autores que se pueden considerar auténticos pioneros, los tres nacieron en el siglo XIX, Le Fanu en 1814, Freeman W. Crofts en 1879 y Rebecca West en 1892. Se podían considerar autores británicos pues en ese tiempo las fronteras de Irlanda no estaban delimitadas y pertenecía al Reino Unido. No obstante voy a respetar su origen de nacimiento, por eso los cito en este capítulo.


JOSEPH SHERIDAN LE FANU. 1814-1873.

Nació en Dublín en el seno de una familia acomodada de procedencia hugonote. Estudió Derecho en el Trinity College de Dublín, donde fue nombrado auditor de la Sociedad Histórica. Pero a Le Fanu no le agradaban las leyes y se pasó al periodismo. A partir de ese momento y hasta su muerte publicó multitud de relatos. Desde 1861 hasta 1869, editó el Dublin University Magazine, que publicó muchos de sus trabajos por entregas. Perteneció a la plantilla de varios periódicos, incluyendo el ya citado y el Dublin Evening Mail.

Es famoso en el mundo entero por sus novelas góticas de misterio y suspense, sus relatos de fantasmas, y sobre todo por ser el creador de uno de los iconos de la literatura de terror: Carmilla.

Su primera novela aparece en 1845 con el título The Cock and Anchor.  A la muerte de su esposa en 1858, se recluye en su casa. Así recluido, escribía sus narraciones en la oscuridad de la noche, levantándose diariamente a las dos de la madrugada para ponerse ante sus escritos. Esto lo hacía porque, según sus propias palabras, a semejantes horas de penumbra los poderes ocultos son más fuertes, y las energías vitales de cada uno más débiles, quedando así abierta una puerta en el inconsciente por donde percibir la esencia del mal

Sus historias más conocidas, son la novela macabra de misterio titulada Tío Silas (1864), La rosa y la llave (1871), y la muy celebrada colección En un vidrio misterioso (1872), que contiene Carmilla, así como Té verde y El conocido, dos famosos relatos de enigmáticos sucesos aparentemente convocados por una oscura culpa.

Otras ficciones de Le Fanu: Los papeles de Purcell, dividido en tres volúmenes; La casa junto al cementerio (1863); La mano de Wylder (1864); Guy Deverell (1865); Vidas encantadas (1868); El misterio de Wyvern (1869), y la publicación póstuma El vigilante y otras historias macabras (1894), otra colección de cuentos.

Existen en el mercado del libro actual muchas obras en castellano de Le Fanu, pero más cercanas al género del terror que al que nos interesa de novela policial. Cualquiera puede servir para conocer al autor y su obra. En cualquier caso son bastante antiguas.


FREEMAN WILLS CROFTS. 1879-1957.

Irlanda. Hijo de un médico del Ejército Británico. Tras una educación religiosa, se convirtió en ingeniero de ferrocarriles durante toda su vida laboral.

Es uno de los fundadores de London Detection Club, y uno de los referentes de la edad de Oro del policial británico.

En 1920, publica, la que posiblemente sea su mejor novela, The Cask, que fue un éxito inmediato.

Fue el creador del Inspector French, que aparece en su quinto libro, en 1925, y desde entonces publica un libro al año de este protagonista, durante treinta años.

Tiene bastantes títulos publicados en castellano, El enemigo invisible, La fórmula secreta, Casino flotante, auténticas antiguallas editadas por Molino, Gerpla y Bruguera, Forum, a partir de los cuarenta. Alguna se puede apreciar en librerías de viejo y digitales.

Se pueden considerar las más recientes, Crimen en Guildford y El vuelo de las 12’30.


REBECCA WEST. 1892-1983.

Kerry. Es el seudónimo de la escritora y periodista Cecily Isabel Fairfield.

Obedeciendo a la llamada de su vocación como actriz, se formó en Londres tomando el nombre de Rebecca West, la heroína rebelde de la obra Rosmersholm, de Henrik  Ibsen. Era una mujer rebelde, liberada, orgullosa de su sexo, feminista y en consecuencia combativa. En compañía de su hermana se involucró en los movimientos sufragistas acudiendo a protestas y marchas callejeras.

Su romance con el célebre novelista H.G. Wells, el autor de La guerra de los mundos, que estaba casado, fue famoso. Tuvieron un hijo, reconocido por el autor, Anthony Wells, que se convertiría con el tiempo en un escritor de éxito.

La prensa, ávida de colaboradoras femeninas de calibre, escasas en la época por razones obvias, había atisbado el talento de Rebecca y no tardó en ficharla como crítica y firma de prestigio para ensayos y reseñas. Convertida  en portavoz elocuente de las causas feministas, Rebecca logró firmar en publicaciones tan reconocidas como The New  Republic, New York Herald Tribune, New York American, New Statesman, The Bookman, de la que sería corresponsal, o The Daily Telegraph. Su prestigio, su ideología liberal y su indesmayable apoyo a la causa sufragista y la reforma social, le hicieron un hueco destacado entre los intelectuales de la época.

Rebecca fue una prolífica autora, y su carrera está plagada de sonados logros. Como periodista destacó cubriendo detalladamente los juicios de Núremberg para The New Yorker y el de los traidores británicos William Joyce y John Amery, que habían apoyado el nazismo durante la Segunda Guerra Mundial y fueron juzgados en su país tras el final de la contienda y condenados a la horca. La calidad de sus crónicas, centradas en las figuras de Joyce y Amery, le valieron gran prestigio. Con gran talento, supo ir más allá de la narración de los hechos, ahondando en las complejas personalidades de los acusados. De su carrera como periodista también hay que destacar su viaje a Sudáfrica en 1960 para escribir sobre el apartheid en una serie de artículos para el Sunday Times.

Desde 1918, año en el que publicó su primera novela, El retorno del soldado, Rebecca no dejó de escribir. Su fuerte personalidad se reflejará en su producción novelística, granada de obras consideradas maestras en el marco de la literatura del pasado siglo. Escribió biografías, novelas de viajes (fue una sagaz aventurera), así como documentadas y complejas obras centradas mayoritariamente en un tema recurrente: la traición.

Algunas de sus obras están publicadas en castellano, recientemente se ha reeditado, Cuando los pájaros caen, por la editorial BlackList en 2011.

BENJAMIN BLACK. 1945.

Es el seudónimo utilizado por el escritor John Banville. Wexford.

Editor de varias publicaciones irlandesas comenzó a escribir en 1970, cuentos y biografías. Ha recibido varios premios y está considerado como uno de los grandes autores de lengua inglesa de nuestro tiempo.

En el año 2006, John Banville se disfraza de Benjamín Black, y de la mano de su protagonista el patólogo forense Garret Quirke, comienza a publicar su primera novela negra que le lanzaría a la fama, El secreto de Christine, le siguieron, El otro nombre de Laura, El lémur, En busca de April, Muerte en verano y Venganza. La última publicada, en 2014, La rubia de ojos negros, todas por Alfaguara. Y en 2015, Ordenes sagradas.

Sobre su desdoblamiento como escritor, ha dicho: "El arte es una cosa extraña. Bajo el sombrero de Banville puedo escribir 200 palabras al día. Un día decidí que podía convertirme en otro y bajo ese segundo sombrero, en esa segunda piel, puedo irme a comer tras haber escrito un millar de palabras, tal vez 2.000, y disfrutar con ello. Es increíble descubrir cómo otro tipo puede vivir tu vida y usar tus manos y deleitarse con eso. Escribir es un trabajo peculiar... Escribir es como respirar. Lo hago por necesidad. Por mi propia boca, y ahora también por la de Black".

En 2005 consiguió el premio Booker con la novela “El mar”.

Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2014.


KEN BRUEN. 1951.

Galway. En su familia los libros estaban prohibidos, su padre pensaba que leer y estudiar era una pérdida de tiempo. Estudió en los franciscanos, que mandaron una carta a sus padres diciendo que era retrasado y solo podría dedicarse a lavar platos. Estudió Arte en el Trinity.
En 1979, a los 28 años, fue arrestado durante una pelea en un bar en Brasil y pasó 4 meses en la cárcel donde sufrió todo tipo de torturas y abusos. Pasó veinticinco años como profesor de inglés en África, Japón, Sudeste asiático y Sudamérica.
Está casado y tiene una hija, Grace, con síndrome de Down.

Ha escrito más de veinte novelas entre las que destacan la serie protagonizada por los policías Roberts y Brant, de la que El gran arresto y El Alien, son los títulos publicados en castellano. Y la serie del expolicía alcohólico y detective privado Jack Taylor, cuyos dos primeros títulos, Maderos y La matanza de los gitanos, han sido publicados en España por Tropismos. El tercero, El dramaturgo, Vía Magna 2009.

Ganador de los premios Macavity y Shamus, en España también ha recibido galardones, entre ellos, el Premio Brigada 21 y el  Novelpol.


PATRICK MCCABE. 1955.

Irlanda, es famoso por sus novelas oscuras y violentas, entre las que se incluyen, El aprendiz de carnicero (1992) y Desayuno en Plutón (1998), ambas finalistas del premio Booker y llevadas al cine. Bosque frío, fue elegida «novela irlandesa del año 2007 Hughes & Hughes/Irish Independent» y fue finalista del premio Impac 2008.


RODDY DOYLE. 1958.

Dublín.  Es un novelista, dramaturgo y guionista Irlandés, considerado como una de las grandes revelaciones de la literatura irlandesa de finales del siglo XX.

Doyle creció en Kilbarrack, Dublín. Se graduó con una Licenciatura en Artes de la University College, Dublín.  Pasó varios años como maestro de inglés y geografía antes de convertirse en un escritor de tiempo completo en 1993.

Su fama como novelista la comparte con el éxito que han tenido las adaptaciones al cine de sus novelas, The Commitments, The Snapper, y La camioneta.

Su acercamiento al género negro se traduce en un par de novelas, Chicago blues y La mujer que se daba con las puertas.


ERIN M.HART. 1958.

Indiana, Estados Unidos. En un viaje a Irlanda conoció a su marido, músico irlandés.

Es profesora de escritura creativa, crítica de teatro, estudiosa del gaélico, fundadora de un grupo de música tradicional irlandesa y especialista en arte. En 1996 fue galardonada con el premio Glimmer Train Short Story de ficción corta

Su afinidad cultural, literaria y familiar a Irlanda, me permite estudiarla en este país. La protagonista de sus novelas es la médico forense Nora Gavin, Los crímenes del lago de las tristezas, Tierra embrujada, Falsa sirena. Todas publicadas por la editorial Destino.


JOSEPH O’CONNOR. 1963.

Dublín, se graduó en Inglés e Historia y antes de dedicarse por completo a la literatura trabajó para medios como The Sunday Tribune o la revista Esquire.

Es hermano de la cantante Sinead O'Connor.
Ha escrito no ficción, obras de teatro, guiones cinematográficos y varias novelas. Quedó finalista del premio Whitbread Prize en 1991. O'Connor logró su primer éxito internacional con El crimen del Estrella del Mar, publicada en España por Seix Barral en el 2005.


JOHN CONNOLLY. 1968.

Dublín. Es un novelista irlandés conocido principalmente por sus novelas policiacas, y en especial la serie protagonizada por el detective Charlie Parker.

Antes de convertirse en novelista a tiempo completo, Connolly trabajó como periodista, camarero, funcionario del gobierno local, y dependiente en Harrods. Tras licenciarse en Inglés por el Trinity College de Dublín y obtener un Máster en Periodismo por la Universidad de Dublín, pasó cinco años trabajando como periodista freelance para The Irish Times. Pronto se cansó de la profesión, y decidió pasar a escribir ficción, pese a lo cual todavía sigue publicando artículos periódicamente, entre los que destacan sus entrevistas a otros escritores consagrados.

La primera novela de Connolly, Todo lo que muere, fue acogida muy favorablemente por el público y la crítica: fue nominada al Premio Bram Stoker a la mejor primera novela, y ganó el Premio Shamus de 2000 como mejor primera novela detectivesca. En este debut, Connolly introducía ya a su detective de cabecera, el antihéroe Charlie “Bird” Parker, un expolicía obsesionado con encontrar al asesino de su mujer y su hija, y sus singulares colaboradores, Louis, negro, republicano y asesino profesional, y su pareja Ángel, ladrón retirado.

Hasta el momento son 13 las novelas que componen la serie Parker, Todo lo que muere, El poder de las tinieblas, Perfil asesino, El camino blanco, Más allá del espejo, El ángel negro, Los atormentados, Los hombres de la guadaña, Los amantes, Voces que susurran, Cuervos, La ira de los ángeles y El invierno del lobo. Todas publicadas en la colección Andanzas de Tusquets.

Otras novelas fuera de la serie, Las puertas del infierno, Malvados y El libro de las cosas perdidas.


KEVIN BARRY. 1969.

Limerick, Irlanda. A los 36 años había vivido en 17 direcciones diferentes, una de ellas en Barcelona. Finalmente se estableció en Cork y fue allí donde se empezó a dedicar de forma profesional a la literatura.

Su primera ambición fue ser fotógrafo aunque ya con 20 años empezó a escribir ficción, trabajó también como reportero para un periódico irlandés y confiesa que echa de menos el periodismo. Se describe a sí mismo como un «ególatra delirante», tremendamente inseguro y desesperado por ser amado por los lectores. Ambicioso también: «no voy a ser feliz hasta que esté allá arriba recibiendo el Premio Nobel».

Sus relatos han sido publicados en las mejores revistas, como en The New Yorker, y han sido recogidos en dos libros con los que ha ganado varios premios literarios. Con, Ciudad de Bohane, su novela debut, obtuvo su mayor reconocimiento al serle concedido el Premio Impac 2013, además de recibir el Premio de Literatura de la Unión Europea y el Author’s Club First Novel Award. Está publicada en España por la editorial Rayo verde en 2015.


KAREN PERRY. 1972 Y 1974.

Es el seudónimo de la pareja de escritores formada por Karen Gillece (1974) y Paul Perry (1972). Nacidos en Dublín, ambos cuentan con una sólida carrera literaria en solitario. Paul es profesor en la Universidad de Kingston, en Londres, y ha publicado diversas colecciones de poemas, entre las que destacan The Drowning of the Saints y The Orchid Keeper. Karen es autora de cuatro novelas entre las que destacan Longshore Drift (galardonada con el Premio de literatura de la Unión Europea, en 2009) y The Absent Wife.

El sueño inocente, es su primera novela conjunta, publicada por RBA, serie negra.


TANA FRENCH. 1973.

Vermont (EE.UU.) Creció en Irlanda, Italia, EEUU y Malawi. Desde 1990 vive en Dublín donde se formó como actriz en el Trinity College. Ha trabajado en el teatro, el cine y en doblaje. Actualmente vive en Dublín con su marido e hija.

Su primera novela El silencio del bosque, 2010, tuvo una magnífica acogida por parte de la crítica y reportó a su autora el prestigioso premio Edgar.

Con su segundo título En piel ajena, 2011, como una de las más interesantes voces del Thriller actual. Posteriormente ha publicado No hay lugar seguro, 2014,  y Faithful Place, 2013. En 2015, El lugar de los secretos. Todas están publicadas por RBA, serie negra.


ABBIE TAYLOR. 1973.

Irlanda. Estudió Medicina en el Trinity College y, tras mudarse a Inglaterra, ingresó en un club de escritura, donde comenzó a dar forma a su celebrada ópera prima El bebe de Emma, thriller psicológico con el trasfondo de rapto de niños, con la que logró un notable éxito de ventas. Publicada en el 2011 por Umbriel.
Vive a caballo entre Londres y Dublín.


GENE KERRIGAN.

Dublín. Es un destacado periodista irlandés. Con más de treinta años de experiencia, ha sido distinguido en dos ocasiones con el premio al mejor periodista del año (1985 y 1990). Es autor de siete libros de no ficción sobre escándalos financieros, política y criminalidad en su país, y de cuatro novelas negras ambientadas en la Irlanda posterior a la crisis financiera. La última de ellas, La furia, obtuvo el premio Gold Dagger a la mejor novela criminal del 2012, galardón concedido en años anteriores a autores como Edward Bunker, Henning Mankell o Fred Vargas. La furia es la primera obra de Gene Kerrigan traducida al castellano y publicada en 2015 por Sajalín editores.


PATRICK DUNNE.

Nacido en Irlanda, trabajó en la televisión y en la radio antes de dedicarse a escribir. Sus dos primeras novelas se convirtieron en best-seller en Alemania, vendiendo más de 100.000 ejemplares de cada una. Villancico por los muertos es su tercera novela, publicada en España por Suma de Letras en 2005.  Actualmente reside en Castleboyne (Irlanda) con su mujer y tiene tres hijos mayores.


AVA MCCARTHY.

Nacida en Dublín, Escritora irlandesa, es también licenciada en Física y Medicina Nuclear aunque decidió trabajar en la bolsa de Londres durante casi seis años.
En la actualidad, McCarthy se dedica al desarrollo de software, mientras publica sus libros de intriga y misterio protagonizados por la hacker Harry Martínez, La infiltrada y Jugada peligrosa

Alemania
Holanda