Buscar:

Mail: pacodelrio@lanovelanegraenelmundo.com
Inicio Presentación Conceptos La Novela Negra en el Mundo Biografía

Escritores norteamericanos de novela detectivesca del siglo XIX.


ALLAN PINKERTON. 1819-1884.

Glasgow, Escocia. Tonelero de profesión, emigró a Estados Unidos en 1842, a la edad de 23 años. La importancia de este personaje no es tanta como autor, que la puede tener, sino que fue el primer detective y fundador de la primera agencia de detectives.

Pinkerton se hizo famoso cuando descubrió un complot que pretendía asesinar al presidente electo, Abraham Lincoln. En 1849, Pinkerton fue designado como el primer detective de Chicago. En la década de 1850 se asoció con el abogado de Chicago Edward Rucker para fundar la North-Western Police Agency, que pasaría a llamarse más tarde la Agencia Nacional de Detectives Pinkerton. La insignia de la agencia era un ojo abierto de par en par con el lema: Nunca dormimos (We Never Sleep).

Como autor produjo muchas novelas detectivescas populares, aparentemente basadas en sus propias experiencias o de sus agentes. Algunas fueron publicadas después de su muerte y se las considera motivadas para promocionar la propia Agencia Pinkerton, y no tanto como un esfuerzo literario.

Su obra lógicamente está desaparecida y no existe en castellano, salvo, milagro, se ha publicado en el 2013, Los forajidos del Misisipi, por la editorial Ginger Ape Book & Films.


ANNA KATHARINE GREEN. 1846-1935.

Nació en Nueva York y es considerada, con Poe, una de las creadoras de la novela de detectives. Su primera intención fue la poesía pero al fracasar comenzó a escribir novela detectivesca y entre ellas en 1878, El caso Leavenworth, su novela más conocida, reeditada por Imágica en la actualidad.

El ingenio de Green parió a un detective llamado Ebenezer Gryce y, a la primera mujer detective de la historia literaria, Violet Strange. Más tarde creó también a otra investigadora, Amelia Butterworth, que, al parecer, inspiró el personaje de Miss Marple, pues las dos son señoras mayores observadoras, muy agudas y listísimas.


MARY ROBERTS RINEHART. 1876-1958.

Nacida en Pennsylvania, se graduó en Enfermería y comenzó a escribir en 1903 con el fin de paliar la crisis económica familiar. En 1907 escribió la novela con la que alcanzó la fama “The Circular Staircase” editada en castellano como Escalera al crimen, reeditada por Imágica en la actualidad.

Todas sus novelas fueron éxitos de ventas y se le ha llamado la Agatha Christie Americana.

Su obra editada en castellano es muy antigua, la mayoría publicada por la editorial mexicana Novaro en los sesenta, Crímenes a bordo, Secretos de perversión, Trampolín a la muerte, todavía circulan en el mercado de segunda mano.


ELISABETH SANXAY HOLDING. 1.889-1955.

Nacida en Brooklyn, en el seno de una familia acomodada, se educó en buenos colegios privados. A los 24 años contrajo matrimonio con el diplomático británico George E. Holding, cuya profesión le llevó a frecuentes viajes por América Latina y el Caribe, y a vivir unos años en las Bermudas, donde su marido desempeñó un cargo público. El matrimonio tuvo dos hijas.

Comenzó a escribir en 1920 una serie de novelas románticas con discreto éxito, pero la Gran Depresión de 1929 afectó al nivel de vida de los Holding y, sobre todo a la carrera literaria de Elisabeth. Al cesar las ventas de sus novelas convencionales, su editor le propuso escribir novelas de misterio, que al menos gozaban de un mercado regular. Holding se puso a la tarea y desde entonces y hasta su muerte entregó dieciocho novelas de misterio, la primera Miasma en 1929, y la última Widows Mite, en 1952.

 La pared vacía, su mejor novela, ha sido adaptada al cine en dos ocasiones: con el título The reckless moment (En España, Almas Desnudas) por Max Ophuls en 1949, y como Deep End (En lo más profundo) en 2001.

Su obra, muy antigua lógicamente, está siendo reeditada por la Editorial Lumen, (Miasma, La pared de vacía y Nido de arañas).


HELEN REILLY. 1891. 1962.

Nacida en Nueva York en el seno de una familia literaria.  Su personaje más popular es el inspector Mc Kee de la Brigada Criminal de Manhattan.

Su obra traducida al castellano es muy antigua pero se puede encontrar en librerías de viejo y digitales, Escalera 4, El leopardo de plata, Tres mujeres en negro, reeditadas por Gerpla y Molino en el pleistoceno.

Y hay más autores de esta época, por supuesto, y de otras épocas que citaré más adelante y que se quedarán en el tintero, pero no del olvido. Como dije al principio de este Estudio tan solo voy a reflejar a los que tienen obra traducida al castellano, y que se puedan conseguir por las distintas vías del mercado actual de libros, nuevos o de segunda mano, y posiblemente también me deje alguno, pero en este caso será por mi propia ignorancia o dejadez. En cualquier caso la nómina de autores que voy a estudiar a partir de ahora, es lo suficientemente importante en el mundo de la novela negra, que compense todos mis olvidos.

Claves de la  novela
Nacimiento de la novela