Buscar:

Mail: pacodelrio@lanovelanegraenelmundo.com
Inicio Presentación Conceptos La Novela Negra en el Mundo Biografía

Estamos en la década de los setenta y finales de la Dictadura.


ESPLENDOR DE LA NOVELA NEGRA EN CATALUÑA.

BARCELONA COMO URBE CENTRAL.


MANUEL DE PEDROLO. 1918-1990.

Nacido en la localidad catalana de L'Aranyó, pasó su infancia y adolescencia en Tárrega, y en 1935 se trasladó a Barcelona

Afiliado en la CNT durante la Guerra Civil, independentista catalán. En Barcelona en 1946 empieza a escribir con regularidad, siendo asesor literario, corrector y traductor de novelas. Su obra fue censurada durante décadas aduciendo los siguientes criterios: catalanismo, opiniones políticas, religión, moral sexual y lenguaje indecoroso.[

Manuel de Pedrolo recibió en Premio de Honor de las Letras Catalanas en 1979.

Es uno de los más prolíficos de la lengua catalana, escribió drama, ensayo, poesía y novela.

En 1953 escribió Sangre a bajo precio, publicada en castellano por Ediciones B en 1988  y en 1965 Juego sucio, publicada en castellano por Ediciones 62 en 1972.

Su obra está publicada hace años, pero se puede encontrar tanto en catalán como en castellano en las librerías digitales.


JAUME FUSTER. 1945-1998.

Nacido en Barcelona en 1945, murió prematuramente  en 1998.

Cultivó distintos géneros, articulista en medios catalanes, traductor, pero destaca también por ser un activista cultural y político de la izquierda catalanista.

Tras la muerte de Franco fundó la Asociación de Escritores en Lengua Catalana y fue miembro de diversos colectivos como Trencavel (escritores de la izquierda independentista).

En 1972 escribió De mica en mica s´omple la pica, traducida posteriormente con el título El procedimiento, publicada por Planeta en 1985, Bajo el signo de sagitario y Las llaves de cristal, que tienen como protagonista al detective privado Lluis Arquer.

Toda la obra se puede encontrar en las librerías digitales.


FRANCISCO GONZALEZ LEDESMA. 1927-2015.

Nace en, Barcelona el 17 de marzo de 1927, en el Poble Sec, barrio proletario, en la falda de la montaña de Montjuic, en el seno de una familia humilde, su padre era mozo de almacén y su madre hacía trabajos de costura para los vecinos. Su tío, Rafael González Martínez, periodista de izquierdas, le enseñará a leer y es en su biblioteca donde nacerá el gusto por la literatura del joven Ledesma. Rafael, después de un periodo de exilo en Francia, al final de la contienda civil, sobrevive vendiendo carbón hasta que es empleado en la editorial Bruguera, en la que años más tarde ingresará también el propio Ledesma. Según confiesa, será de esa experiencia mal pagada y en ciertos puntos amarga, de la que aprenderá la técnica de novelar.

Con quince años, aunque ya escribe desde los doce, empieza redactando guiones de historias de superhéroes por encargo de su tío Rafael González (El inspector Dan, Doctor Niebla, etc.). Con el dinero que consigue ayuda a su familia, y con la ayuda de una tía con posibles le permite cursar estudios de derecho. Acaba la carrera en 1950 y entra de pasante en el despacho del conocido abogado Barcelonés, Mauricio Serrahima, al mismo tiempo prosigue su labor de escritor y emprende estudios de periodismo.

El desempeño de la abogacía, por el que recibirá el reconocimiento "Roda Ventura", al abogado con más crédito moral de Cataluña, le reporta muchas satisfacciones aunque con el transcurso del tiempo llegan también los sinsabores de un Régimen que aplica una justicia demasiado parcial con la que el joven Ledesma choca frontalmente… y que acabará por resquebrajar su vocación de jurista.

Sus múltiples actividades no le impiden presentarse en 1948, al Premio Internacional de Novela, fundado por el editor José Janés, un galardón que consigue con su novela: Sombras viejas. La obra viene avalada por la relevancia de personalidades como Somerset Maugham y Walter Starkie que figuraban en el jurado. Desgraciadamente la novela nunca será publicada en España debido a la férrea oposición de la censura franquista que tilda la obra de pornógrafa y subversiva "roja". Con 21 años el joven Ledesma se da cuenta de los escollos insalvables a los que se enfrenta en sus aspiraciones.

Entra a trabajar en la editorial Bruguera convirtiéndose, como muchos escritores de su generación, en trabajadores a destajo bajo condiciones leoninas, para alimentar un mercado de novelas populares en pleno auge. Transformado en Silver Kane, por arte del incipiente marketing de entonces que pugnaba por americanizar todo lo culturalmente comerciable, se inicia un periodo de quince años durante los que emprende una prolífica carrera de autor de novelas populares de acción, del oeste, policíacas, unas cuatrocientas más o menos que amenizaran junto a otros el ocio de muchos trabajadores.

Definitivamente abandona la abogacía, porque no quiere correr el riesgo de transformarse en un personaje huraño y amargado a pesar de rico, y emprende una nueva aventura en el periodismo aprovechando la publicación de la nueva ley de prensa, más moderna que la anterior. Después de unos inicios en El Correo Catalán llega a La Vanguardia, de la que con el tiempo acabará siendo redactor jefe.

 Los Napoleones, su segunda novela terminada en 1964, será censurada por los mismos motivos que la primera y correrá parecida suerte, solo será publicada en 1977 al retorno de la democracia en España. La novela forma parte de su obra "histórica", narra las desventuras de una parte de la burguesía catalana en el advenimiento de la guerra civil en Barcelona.

Expediente Barcelona, la novela quedó finalista del Premio Blasco Ibáñez en 1983. En ella aparece, en un plano secundario, el que será el personaje emblemático de una futura serie de novelas, el inspector Ricardo Méndez, si exceptuamos la ciudad de Barcelona que es el nexo central de toda la obra de Ledesma. Expediente Barcelona fue traducida y publicada por la prestigiosa editorial francesa Gallimard, lo cual le proporcionó un prestigio y éxito editorial en Francia muy superior del que goza en España, y hasta ahora sus novelas han aparecido publicadas en el país vecino antes que en el propio.

Las calles de nuestros padres, 1984, su siguiente novela, consagra el completo protagonismo a Méndez, viejo policía cercano a la jubilación, conocedor desengañado  de las miserias que fluyen por las calles de la ciudad condal. Unas calles que visualiza a la perfección, igual que la fauna de truhanes, putas, trileros y demás mercenarios que las recorren y que pueblan los bares y pensiones baratas por los que él arrastra su melancolía entre coñac y coñac, persiguiéndolos. Un personaje que es la suma de cuatro policías que Ledesma confiesa haber conocido. Al menos en uno de ellos reconocemos un rasgo característico del astuto madero. Dice Ledesma que uno de esos policías utilizaba balas de fogueo y que cuando un malhechor emprendía la huida, el disparaba al aire mientras lanzaba una piedra en la espalda del fugitivo. Un truco infalible.

Crónica sentimental en rojo, 1984, es la novela con la que consigue el Premio Planeta. La historia de amor entre una joven heredera y un ex boxeador se mezcla con viejas historias de amor imposible, terciadas por el dinero que todo lo vuelve rojo…de sangre.
Esta década ve el relanzamiento de la novela negra en España, y como no podía ser menos Ledesma es parte de esas figuras punteras que configuran un nuevo panorama del género en español. En esta historia, están presentes los nexos centrales que configuran toda la obra de Ledesma. Primero, Barcelona, que sufre, novela tras novela, un proceso de cambios paralelo al relativo envejecimiento de Méndez, significado por su melancolía recurrente y por la que llegamos a otro de los puntos siempre presentes, la memoria, los recuerdos nostálgicos o amargos que más allá de las miradas de sus protagonistas acaban a menudo por revivir viejos rencores para dejar plaza a la venganza, casi siempre traída por la ambición, pecados humanos también presentes en la mayoría de sus novelas.

42 Kilómetros de Compasión, Cine soledad, Tiempo de venganza inciden igualmente en el género negro.

Francisco González Ledesma ha cosechado los premios más prestigiosos, El Premio Hammet - 2003, El Prix Mystére a la mejor novela extranjera, 1986 (Francia), el Premio Planeta en 1984, el Premio Internacional de Novela, 1984, amén de muchos otros y múltiples reconocimientos y galardones en sus dos facetas como Abogado y Periodista, que haría la lista interminable. Hombre afable y accesible, con una obra ingente de novela popular de la que queda aún por hacer un estudio de la relevancia que representó en el acceso a la lectura de muchos trabajadores.

Ganador del Primer Premio RBA de novela negra en 2007 con la novela, Una novela de barrio.

Reconozco mi debilidad por este autor, lo conocí al principio de este viaje, entre los libros que adquirí en la Librería Negra y Criminal, recomendados por su director Paco Camarasa. Desde entonces está conmigo porque su lectura es un auténtico placer.

Todas sus novelas están en los estantes de las librerías esperándonos, cógelos.


JUAN MARSE. 1933.

Barcelona, 8 de enero de 1933, es un destacado novelista español de la llamada Generación de los 50, concretamente de la denominada Escuela de Barcelona, de la que también formaron parte sus amigos Jaime Gil de Biedma, Carlos Barral, Juan García Hortelano, Manuel Vázquez Montalbán, Juan Goytisolo, Terenci Moix y Eduardo Mendoza.

Recibió el Premio Cervantes en 2008 lo que muchos interpretaron como un reconocimiento general a esta brillante generación de escritores.

Las obras de Marsé se sitúan en Barcelona, y más en concreto, en el barrio del Guinardó, donde pasó su infancia, que coincidió con la posguerra, lo que ha influenciado el modo de escribir del autor a lo largo de toda su vida. Marsé analiza la degradación moral y social de la posguerra, las diferencias de clase, la memoria de los vencidos, los enfrentamientos entre trabajadores y burgueses universitarios y la infancia perdida, casi siempre apelando a las técnicas del realismo social, pero experimentando a veces con otros mecanismos narrativos más vanguardistas, siempre con ironía.

Entre su narrativa se encuentran títulos importantes como: Últimas tardes con Teresa, El amante bilingüe, El embrujo de Shanghai, y La muchacha de las bragas de oro, Premio Planeta 1977. Y entre las que se acercan al género que tratamos, Un día volveré, Si te dicen que caí, Caligrafía de los sueños, Rabos de lagartija, todas publicadas por Lumen recientemente.


MANUEL VAZQUEZ MONTALBAN. 1939-2003.

Nació en Barcelona el 27 de Julio de 1939 y murió en Bangkok el 18 de Octubre del 2003.

Personalidad casi inabarcable, se definió a sí mismo como: "periodista, novelista, poeta, ensayista, antólogo, prologuista, humorista, crítico, gastrónomo, culé y prolífico en general" y en todos esos campos destacó, siendo una de las voces fundamentales de la poesía española contemporánea.

Estudió Filosofía y Letras en la Universidad Autónoma de Barcelona. Era además militante del Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC) y de Iniciativa per Catalunya.

Ha colaborado como periodista en innumerables revistas, entre ellas Triunfo, La Calle, Por Favor, Gimlet, Camp de l´arpa, Hermano Lobo, etc.
Uno de sus primeros trabajos fue el de cobrador de seguros en la Barceloneta, cobraba las cuotas mensuales para los gastos de enterramiento.

Novela. Los mismos rasgos de su poesía aparecen en la novelística de Vázquez Montalbán. En ella, además de la serie que tiene a Carvalho como protagonista, destacan Galíndez (1991), ganadora del Premio Nacional de Narrativa; El estrangulador (1994) y Erec y Enide (2002). Obtuvo también en 1995 el Premio Nacional de las Letras Españolas

Serie Carvalho. Montalbán creó una de las series de novela negra más exitosas y prolíficas de la literatura española. Esta serie, protagonizada por el detective Pepe Carvalho, fue un vehículo expresivo del autor para legar una crónica sociopolítica, histórica y cultural de los últimos 40 años.

Carvalho es un atípico detective privado, de personalidad rica, compleja y contradictoria. Carvalho es en su juventud (durante los años 50) militante del Partido Comunista de España y, de hecho, su activismo contra el régimen franquista le lleva a la cárcel. Después, desengañado sentimental e ideológicamente, cada vez más desencantado y siempre contradictorio, acaba ejerciendo durante cuatro años como agente de la CIA. Hombre de vasta cultura, otro chocante rasgo de su personalidad es su cínica afición por condenar a la hoguera libros de su nutrida biblioteca desde comienzos de los años 70. De origen gallego, Barcelona es su ciudad y, aunque es un gran viajero y muchas aventuras transcurren en otros lugares, la notoriedad del personaje ha dado a la capital catalana ese aire de ciudad literaria mítica que tanto aprecia él mismo en otras, como el Singapur de William Somerset Maugham. La pasión gastronómica de Carvalho y su ayudante Biscuter es la de su creador, por lo que no faltan en las novelas apasionadas descripciones culinarias de los platos más diversos.

La saga se inicia en 1972 con Yo maté a Kennedy, y tiene su punto final con la publicación póstuma de Milenio Carvalho, donde el protagonista, acompañado de su inseparable Biscuter, se auto impone una última aventura en forma de vuelta al mundo que acaba convirtiéndose en una mirada amarga y melancólica sobre la situación sociopolítica mundial y el paso del tiempo.

Las novelas se contextualizan en el momento histórico en el que fueron escritas. Por citar algunos ejemplos:

En Asesinato en el Comité Central, 1981, se consuma un asesinato de un dirigente comunista en plena crisis del Eurocomunismo del PCE.

En 1993, serán los fastos de la Barcelona Olímpica quienes centren las aventuras del detective (Sabotaje olímpico)

Casi toda su obra está actualizada y publicada en su mayoría por la editorial Planeta.

Pero el mundo editorial de Vázquez Montalbán es mucho más amplio, además de la poesía, que no corresponde a este trabajo y sus múltiples ensayos y artículos, tenemos el Carvalho gastronómico, que en varios volúmenes nos da un paseo por la gastronomía de las distintas regiones españolas. Las series de cuentos e historias, y las reediciones de la serie Carvalho, publicadas por Planeta en el 2012 y 2013, en varios volúmenes por temáticas, Carvalho viajero, Carvalho gourmet, etc. Lo dicho no se acaba nunca, el autor se lo merece y las editoriales también, la pela es la pela.


FERNANDO MARTINEZ LAINEZ. 1941.

Barcelona. Periodista, redactor jefe de la agencia EFE, reportero, guionista y colaborador en diversas revistas. Ha escrito sobre historia, crónica social, viajes, etc.

Hay que reconocer que la obra de este autor es bastante variopinta, aunque abunda la novela negra, ha escrito thriller histórico, de espionaje, sobre crímenes reales, biografías  y relatos que recogen diversas antologías. Otro tema a destacar es la cantidad de editoriales que lo han publicado, algunas de ellas poco conocidas (Libertarias, Casa de cartón, Corona Borealis, de Málaga). Algunas novelas están publicadas en la actualidad, pero otras hace muchos años, aunque eso no va a ser problema pues todas se pueden encontrar en las librerías digitales. En fin vamos a poner un poco de orden con este autor.

Entre las obras editadas en el 2000 están. Carne de trueque, Los libros de plomo, El tapiz de Bayeu, Crímenes sin castigo, Escritores espías y Espías que estremecieron al siglo.

Entre las antologías que han publicado relatos: Doce cuentos cruentos, Trío de negras, Escritura para un crimen, y Negro como la noche, es editor antólogo de Casa ciega.

El resto de la obra la hago constar en la bibliografía.


TERENCI MOIX. 1942-2003.

Barcelona.  El gran Terenci ha sido uno de los autores más leídos de la literatura española. Gozaba de gran popularidad, no solo por su obra sino por su presencia mediática, que le granjeó el cariño del público. Fumador empedernido, murió a los 61 años a causa de un enfisema pulmonar.

Su carrera literaria fue prolífica, publicó un total de 33 libros y colaboró con diversas publicaciones entre ellas La Vanguardia.

Su obra navega entre la crítica y la mitificación de la cultura catalana, los valores de la época franquista, la educación religiosa y el sexo, ya que, según cuenta, estudió en colegio de curas, y una inconmensurable devoción a la historia de Egipto, imbuyéndose de lleno en el mundo del cine.

Premio Planeta en el 86 con “No digas que fue un sueño”.

 A pesar del vasto conocimiento de este autor, hay dos cosas de él que desconocía, en primer lugar su verdadero nombre, Ramón Moix i Messeguer, el seudónimo de Terenci lo adoptó  de su admirado poeta clásico Terencio.

Y en segundo lugar su faceta más negra y callada como escritor, que fueron sus dos primeras novelas, Besaré tu cadáver y Han matado a una rubia, escritas en 1963 y 64, con el seudónimo de Ray Sorel. Se publicaron en su momento por la editorial Mateu en edición de kiosco con portadas llamativas y leyendas entusiasmadas.

En la actualidad están publicadas en un solo volumen por la editorial Planeta.


EDUARDO MENDOZA. 1943.

Nace en Barcelona en 1943, hijo de un fiscal y un ama de casa. En 1960 estudió derecho. Entre 1973 y 1982 vivió en Nueva York, a donde se desplazó para trabajar como intérprete de la ONU.

Mantuvo una intensa relación con novelistas como Juan Benet o Juan García Hortelano, así como con el poeta Pere Gimferrer (editor de muchas de sus obras en España) y, por supuesto, con su vecino, Félix de Azúa.

En 1975 aparece su primera novela y la que le lanzaría a la fama, La verdad sobre el caso Savolta, en la que se puede observar la capacidad del autor de utilizar hábilmente diferentes discursos y estilos narrativos. La novela es considerada por muchos como la precursora del cambio que daría la sociedad española y, a su vez, también como la primera novela de la transición democrática. Narra con maestría el panorama de las luchas sindicales de principios del siglo XX, mostrando la realidad social, cultural y económica de la Barcelona de la época. Apenas unos meses después de su publicación muere el dictador Francisco Franco y un año más tarde, Mendoza recibe el Premio de la Crítica.

Dentro de la obra de Mendoza cabe destacar la saga protagonizada por un personaje peculiar: Ceferino, una suerte de detective encerrado en un manicomio. La primera de las novelas, El misterio de la cripta embrujada (1979) es una parodia con momentos hilarantes que mezcla rasgos de la novela negra con el relato gótico. La segunda novela de la saga es El laberinto de las aceitunas, que aparece en 1982 y en el que el autor demuestra su solidez como parodista y se consolida como uno de los autores con más éxito de ventas. Cierra la saga detectivesca La aventura del tocador de señoras, publicada en enero de 2001. En el 2012 se publica una secuela titulada El enredo de la bolsa o la vida.

Probablemente su novela más aplaudida sea La ciudad de los prodigios1986), en la que se muestra la evolución social y urbana de Barcelona entre las dos exposiciones universales de 1888 y 1929. En 1999 fue adaptada al cine por Mario Camus y protagonizada por Emma Suárez y Olivier Martínez. En 2010 gana el Premio Planeta con, Riña de gatos. Madrid 1936.

Se puede decir que toda la obra de Mendoza es muy interesante e imprescindible, pero la obra que nos interesa y que se acerca al género, siempre con las características especiales de este autor, es la que he citado, de fácil acceso editorial.


PEDRO CASALS ALDAMA. 1944.

Barcelona. Se licenció en Derecho y en Psicología, ejerciendo finalmente como docente de esta última en la Politécnica de Barcelona. También desempeñó labores de docencia de literatura española en la Universidad de San Diego, en Estados Unidos.
Casals ha sido dos veces finalista del Premio Planeta, en 1986 con La jeringuilla y en 1989 con Las Hogueras del rey. En 1992 su novela El infante de la noche, le valió ganar el prestigioso premio del Ateneo de Sevilla.

Tiene una serie de novelas protagonizadas por el abogado Lic Salinas:  La jeringuilla,  El infante de la noche, Recuerda que eres mortal, El señor de la coca, ¿Por qué mataron a Felipe?  y ¿Quién venció en Febrero?

Su obra está publicada en las dos últimas décadas del siglo pasado y a  diferencia de sus coetáneos no ha sido reeditada en la actualidad, pero se puede apreciar toda en las librerías digitales.


ANDREU MARTIN. 1949.

Barcelona. Escritor y guionista catalán, considerado como uno de los maestros de la novela negra española.

Aficionado a la literatura de aventuras y al cómic, durante el bachillerato empezó a escribir guiones de cómics, actividad que será su principal fuente de ingresos durante más de diez años. También siente interés por el teatro.

En 1965 comienza a estudiar Psicología en Barcelona y se licencia en 1971. No ejercerá la profesión, pero su obra demuestra en la construcción de los personajes y los argumentos el profundo conocimiento que el autor tiene del mundo de la locura y la obsesión.

Tras hacer el servicio militar en Ibiza, trabaja como guionista de cómics para la Editorial Bruguera hasta 1979. Escribe historietas para Gran Pulgarcito, Mortadelo, Sacarino, Trinca, Cavall Fort, Zona 84, Rumbo Sur, El Víbora... En 1975 trabaja como delegado general para las ediciones de Grijalbo Mondadori Junior, para las que traduce del francés los cómics de Jean-Michel Charlier, y empieza a colaborar con revistas catalanas, españolas y francesas como Destino, Cambio 16, Tiempo de hoy, Gimlet, Comix Internacional, Metropol, Penthouse, Avui, El Jueves, Totem o Cimoc. En 1977 funda con algunos amigos la revista de cómic Troya-Trocha, para la cual crea, junto con su ex mujer la ilustradora argentina Mariel Soria, al popular personaje el inspector Sam Ballunga.

En 1979 se editan sus dos primeras novelas, Aprende y calla y El señor Capone no está en casa, escritas bastante tiempo antes. Sus dos siguientes novelas aparecen también en Sedmay, apenas un año después: A la vejez, navajazos (a partir de 1988 reeditada bajo el título A navajazos) y Prótesis, Premio Círculo del Crimen de la editorial, llevada luego a la gran pantalla por Vicente Aranda con el título Fanny Pelopaja (1983). Desde entonces ha publicado con mucha asiduidad novelas policíacas y literatura juvenil en compañía de Jaume Ribera, con el que creó el famoso personaje juvenil de Flanagan, un jovencito que resuelve encargos detectivescos de sus compañeros de clase y con el que ha ganado el premio nacional de literatura juvenil. Este personaje tiene ya una larga trayectoria en una serie de novelas que empezó con No demanis llobarro fora de temporada. Otro protagonista de sus novelas es el detective privado Ángel Esquius.

Ha ganado varios premios importantes: en 1979 ganó el premio Círculo del Crimen, con la novela Prótesis; en 1989 el Premio Nacional de Literatura Juvenil; ha ganado tres veces el Premio Hammet, concedido cada año durante la Semana Negra de Gijón por la Asociación Internacional de Escritores Policíacos, a la mejor novela negra publicada originalmente en castellano en el año; en 1992 ganó Deutsche Krimi Preis, premio a la mejor novela policíaca publicada en el año en Alemania. También ha obtenido el Premio Ateneo de Sevilla en el 2000, con la novela Bellísimas personas, el premio "La sonrisa vertical" en 2001, con Un diablo en el juego de rol, el II Premio Alandar de Narrativa Juvenil de la editorial Edelvives y en 2004 ganó, junto a Jaume Ribera, el Premio Brigada 21 a la mejor novela del año escrita en catalán, con Amb els morts no s'hi juga. En el año 2011 se le concedió el premio Carvalho en el marco de BC Negra y también el Sant Joan Unnim por la novela Cabaret Pompeya, ambientada en la Barcelona de la primera mitad del siglo XX.

Entre su abundante obra se encuentran las novelas, Prótesis, Corpus delicti, Barcelona Conection, Si hay que matar, se mata, Cabaret Pompeia y Sociedad Negra.

Lo último publicado, en 2014 por la editorial CientoCuarenta, Los escupitajos de las cucarachas, y en 2015, Como escribo novela policíaca, Alba, y Los gemelos congelados, Anaya.


ALICIA GIMENEZ BARTLETT. 1951.

Almansa. Albacete. En 1975 se trasladó a Barcelona, donde reside en la actualidad. Es doctora en literatura por la Universidad de Barcelona.

Entregada casi por completo a la novela negra, escribió la primera novela, Exit en 1984, a la que siguieron, Pájaros de oro (1986), Caídos en el valle (1989), El cuarto corazón (1991), Vida sentimental de un camionero (1993) y La última copa del verano (1995).

En los años 90 creó el personaje de Petra Delicado, inspectora de policía que protagoniza varias de sus novelas, hasta ahora nueve publicadas, siendo la primera en 1996, Ritos de muerte y la última publicada en 2013, Nadie quiere saber.

Con esta serie se ha convertido en una de las autoras españolas más traducidas y leídas en el mundo.

Ha sido ganadora del Premio Nadal 2011 por la novela Donde nadie te encuentre.

En 2015 gana el Premio Pepe Carvalho con la novela, Crímenes que no olvidaré, Destino.


JAUME RIBERA. 1953.

Sabadell. Escritor y guionista de historietas Españolas, conocido por su trabajo en el seno de la Escuela Bruguera y por ser el coautor de la serie de novelas juveniles sobre el detective adolescente Flanagan, junto a Andreu Martín.

Su producción literaria está siempre unida a Andreu Martín, se puede decir que han escrito a cuatro manos títulos significativos de la serie Esquius como: La monja que perdió la cabeza, La clase de las llaves, Con los muertos no se juega.

Todos estos escritores, la mayoría catalanes y nacidos en Barcelona, han sido la avanzadilla de la novela negra en Cataluña, se puede decir que no son los únicos pues detrás hay una pléyade de escritores, de no menos importancia, algunos consolidados en la narrativa en general, que han hecho sus pinitos en el género y otros con dedicación exclusiva. Luego los veremos.


ESPLENDOR DE LA NOVELA NEGRA ESPAÑOLA. MADRID COMO URBE PRINCIPAL.


Pero no solamente Barcelona va a ser la gran urbe protagonista de la novela negra, Madrid también va a tener su protagonismo y los principales autores son:

Lourdes Ortiz que con su primera obra escrita en 1979 “Picadura Mortal” crea la primera detective femenina de la novela policial española, Bárbara Arenas.

Meses después se publica “Demasiado para Gálvez” escrita por Jorge Martínez Reverte.

Y poco después en 1980 “La costumbre de morir” de Raúl Guerra Garrido.

Y en ese mismo año va a nacer uno de los personajes más significativos Toni Romano que con su creador Juan Madrid van a significar para Madrid y el género lo mismo que Carvalho y Vázquez Montalbán en Barcelona.

La primera novela de Juan Madrid es “Un beso de amigo”


RAUL GUERRA GARRIDO. 1935.

Madrid. De ascendencia leonesa, vivió su infancia en Cacabelos en la comarca de El Bierzo (Provincia de León). Cursó estudios de Farmacia, obteniendo también el doctorado. En 1960 se estableció en el País Vasco, residiendo desde ese año en la ciudad de San Sebastián, en la que ha ejercido como farmacéutico comunitario.

Es autor de una amplia obra literaria reconocida en el 2006 con el Premio Nacional de las Letras. En 1976, gana el Premio Nadal, por su novela Lectura insólita del capital, que ha sido reeditada por Destino en el año 2001 con motivo de su 25 aniversario. En ella, un industrial vasco es secuestrado por un grupo abertzale de ultraizquierda y para soportar su encierro dispone tan solo de un único libro: una versión resumida de El capital de Carlos Marx.

Ha cultivado también la novela negra o policial con títulos como Escrito en un dólar (Planeta, 1983), La costumbre de morir y Tantos inocentes, (Espasa narrativa, 1996), galardonada en 1997 con el Premio novela negra de la Ciudad de Gijón, en el 2000, ha publicado El otoño siempre hiere y en 2006 La Gran Vía es New York.


LOURDES ORTIZ. 1943.

Madrid. Escritora y dramaturga.

Licenciada en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid, ha sido profesora en la Real Escuela Superior de Arte Dramático, de la que también fue directora durante dos años. Tras este trabajo, se ha dedicado a su labor literaria compaginada con la traducción. Es colaboradora habitual en prensa, (Diario 16, El País o El Mundo), con columnas de opinión sobre temas sociales y políticos y en programas de radio y televisión, además de asidua participante en tertulias en estos medios.
En 1962 ingresa en el Partido Comunista de España (en la clandestinidad). Abandona el partido y toda militancia política en el año 1968 después de la intervención de las tropas soviéticas en Praga y tras los acontecimientos del Mayo francés. En febrero de 1989 ingresa como independiente en la Coalición Izquierda Unida, formando parte de su presidencia colegiada hasta noviembre de dicho año en que de nuevo y definitivamente abandona la acción política.

Es autora de una amplia obra en géneros como novela, cuento, teatro, biografía y ensayo.

Su faceta como dramaturga nos ha dado obras como Las murallas de Jericó, sin duda su pieza teatral más reconocida.

Y entre su narrativa ha escrito Luz de memoria (1976), En días como éstos (1981), Urraca (1982), Arcángeles (1986), Camas (1989), Antes de la batalla, (1992), La fuente de la vida (1995), novela finalista del XLIV Premio Planeta, Fátima de los naufragios (relatos de tierra y mar) (1998).

En 1979 publica Picadura mortal, novela policíaca en la que aparece la que, posiblemente, es la primera detective de la literatura española, Bárbara Arenas.

Y en 2002 se publica Cara de niño, su segunda aportación al género.


JORGE MARTINEZ REVERTE. 1948.

Madrid. Escritor y periodista. Estudió periodismo y muy pronto ejerció la profesión. Ha colaborado con numerosos periódicos y revistas, como Posible, Ciudadano, Triunfo, Cambio 16 o El País, y ha trabajado para la agencia Pyresa. Ha sido director general de Radio Televisión de Madrid y director de informativos no diarios de TVE.
Fue el organizador del documental Yoyes, que obtuvo la Ninfa de Plata en el Festival de Montecarlo. En 2009, resultó premiado con el premio Ortega y Gasset de Periodismo al mejor trabajo de prensa por el reportaje en el que narraba la muerte de su madre, y que tituló Una muerte digna.

Es autor de varias novelas, de carácter policiaco y de libros de investigación histórica, centrados en la Guerra Civil Española.

En su faceta de escritor de novela negra es el creador del personaje Julio Gálvez, del que ha escrito seis novelas, de las cuales cuatro se han reeditado recientemente por las editoriales Espasa y Destino. RBA, Serie Negra ha publicado en 2013, Gálvez entre los leones.


JUAN MADRID. 1947.

Málaga. Estudia en Madrid y Salamanca, licenciándose en Historia Contemporánea por esta universidad.
Desempeña varios oficios, hasta que en 1973 desemboca en el Periodismo. Redactor de la Revista Cambio 16 desde 1974. Ha escrito novelas, crónicas, cuentos, relatos, novelas juveniles, guiones de comics, cine y televisión. Reconoce irónicamente, haberse iniciado como novelista mientras escribía panfletos de propaganda para el Partido Comunista de España cuando aún era ilegal.
Juan Madrid, surge como escritor de novela policíaca en la colección Circulo del Crimen, de la editorial Sedmay, quedando finalista del premio convocado en 1980 por esta colección. Ese año publica su primera novela: Un beso de amigo en la que aparece por vez primera el personaje de Toni Romano. Este, representa al arquetípico detective Chandleriano, pasado por el molde de la transición española. Ex-policía, ex-boxeador metido a detective sin licencia, cobrador de deudas dudosas, Toni Romano deambula por el Madrid de la transición, que en aquel entonces se asemeja a un barrio-bajo sin aledaños.

El autor es uno de los más fieles seguidores españoles de las pautas de la novela negra tradicional. Retoma la faceta social de ésta, para narrar las vivencias de una fauna de personajes en busca de un presente, en un momento de cambio no siempre tranquilo. Nos pinta con retazos costumbristas, una marginalidad muy nuestra, que sirve de base a una reflexión crítica de la realidad española, subrayando sus contradicciones más flagrantes. El desmoronamiento de los valores, ejemplarizado en las corruptelas del poder y las imbricaciones de ese poder con el dinero, y círculos fácticos que le sirven y se sirven de él, será uno de los nexos de sus novelas.

Toni Romano, es el narrador escéptico y descreído que confiesa en Las apariencias no engañan (1982) que se ha metido a policía para escapar de la miseria del barrio, para fumar emboquillados y llevar pistola y que se encuentra de vuelta en el barrio...más miserable que cuando se fue.
En Nada que hacer (novela policial larga, 1984) el protagonista es Silverio Roca, la acción es la historia de una venganza, esta menos sujeta a la actualidad social del momento, y es técnicamente más innovadora.
Regalo de la casa (1986) otra aventura de Toni Romano que coincide con los últimos años de la transición y en la que se desarrollan dos historias paralelas, prueba de un dominio técnico del oficio por parte del autor, cada vez más maduro.
Su otra serie Brigada central compuesta por 14 narraciones,  conforman un ciclo muy homogéneo de personajes y acción. Es un claro ejemplo del procedural español en el que el autor mantiene las premisas de toda su obra: una estética urbana dura, personajes  amargados, descreídos o cínicos y moralmente ambiguos. Los comisarios Flores y Poveda son los personajes centrales.
Juan Madrid, es un claro seguidor de la novela negra americana, pero su estilo revela ciertos matices del costumbrismo español y la novela picaresca. Es precisamente ese conjunto el que hace la originalidad de su obra.
La serie de Brigada Central está compuesta de 14 títulos que se está reeditando por Ediciones B en la actualidad, el resto de los títulos están publicados por Espasa Calpe anteriormente, claro. También se están reeditando por Ediciones B, colección Z, la serie de Toni Romano.

En 2013, publica, Los hombres mojados no temen la lluvia, Alianza.


Antecedentes Históricos
Situación actual de la novela negra Española